Así lo sostuvieron los legisladores de la bancada mayoritaria de la Legislatura santacruceña, en relación a la eliminación del Fondo Federal Solidario, y a la implementación del Régimen de Asistencia Financiera decretado el pasado jueves, que implicarán 1.380 millones de pesos menos para Santa Cruz.

 

El Bloque del Frente para la Victoria – Partido Justicialista en la Legislatura Provincial, se expresó sobre los anuncios realizados este martes por el Gobierno Nacional en materia de nuevos ajustes a aplicar sobre las provincias, a partir de la eliminación del Fondo Federal Solidario, sumado al Decreto N° 730/2018 publicado el pasado jueves, que establece el Régimen de Asistencia Financiera, medidas que implicarán la quita de 1.380 millones de pesos a Santa Cruz, todo en el marco de las auditorías que está realizando in situ el Fondo Monetario Internacional.

Al respecto, señalaron que “todos los días nos anoticiamos de nuevos recortes: en materia social, de salud, educación, obra pública, viviendas, o en transferencias para el sostenimiento de nuestro sistema previsional, pergeñado por el Gobierno de CAMBIEMOS, al que claramente poco le importa la calidad de vida de miles de argentinos que no alcanzan a cubrir sus mínimas necesidades, aumentando los porcentajes de quienes viven en la pobreza y la indigencia, y sólo se ocupan de continuar beneficiando a los mismos sectores privilegiados de siempre”.

“Hoy nos enteramos de la decisión de Mauricio Macri de eliminar el Fondo Federal Solidario – expresan – mediante el que se transfería a las provincias y los municipios el 30% de la recaudación por derechos de exportación de la soja y el 27% de aceites y harinas, que se destinaban a la mejora de la infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda o vial en ámbitos urbanos o rurales, lo que a diciembre de 2019 iban a representar 35.000 millones de pesos para todas las provincias, y más de 450 millones de pesos anuales para Santa Cruz, lo que sumado al recorte de fondos nacionales para la obra pública, hace que millones de argentinos se vean perjudicados no sólo por la falta de infraestructura social, sino también por los miles de empleos que se podrían generar en el sector de la construcción, tanto de manera directa como indirecta”.

De esta manera, los legisladores de la bancada mayoritaria contextualizaron este anuncio al sostener que “esta novedad se da en Santa Cruz, al momento en que se está realizando un abrazo simbólico a la Central Térmica de Río Turbio, luego de que el principal cómplice del ajuste de CAMBIEMOS, el senador Eduardo Costa, anticipe que nuestro Yacimiento deberá ser privatizado; cuando nos enteramos de la decisión unilateral de no respetar las autonomías provinciales en torno a sus sistemas previsionales, a través del Decreto N° 730/2018, y cuya ejecución representa más de 70 millones de pesos mensuales menos para Santa Cruz, e incumpliendo el Consenso Fiscal al que adherimos a regañadientes, en pos de sostener las magras partidas para Santa Cruz”.

También recordaron que “este anuncio nos llega luego de que la totalidad de las provincias patagónicas, a través de un centenar de legisladores nacionales, provinciales, intendentes, concejales y representantes de sindicatos nos manifestáramos en rechazo al recorte de las Asignaciones Familiares, medida que si bien fue suspendida por 30 días, todo indica que CAMBIEMOS continuará con su plan de ajuste sobre los trabajadores; y cuando la amenaza de la quita de la zona desfavorable en las jubilaciones, que representaría un recorte del 40% en los haberes, es cada vez más palpable”.

Es por ello que señalaron que “no queremos más el ajuste de CAMBIEMOS. ‘El mejor equipo de los últimos 50 años’ ha demostrado que no está a la altura de las circunstancias: no hay ‘lluvia de inversiones’; no sirvió para nada endeudar al país en 52 mil millones de dólares, de los que se evaporaron 22 mil millones para sostener el tipo de cambio, ante la desconfianza que generan en el mundo; alcanzar la meta de ‘pobreza cero’ no sólo no les interesa, sino los sectores más vulnerables, junto a la clase media, son la variable de ajuste para cumplir con los deberes que exige el FMI”.

Además, consideraron que “la presión inflacionaria es constante en la canasta básica y en los servicios públicos, lo que lleva a millones de argentinos a endeudarse para satisfacer sus necesidades más básicas, por lo que se hace necesario terminar con estas políticas de ajuste y saqueo a los sectores populares y contra el federalismo, donde la ineptitud demostrada los obliga a generar shows circenses mediáticos, con el objeto de tapar la realidad que todos estamos sufriendo”.

Finalmente los diputados del Bloque FPV-PJ reclamaron: “que CAMBIEMOS termine con la hipocresía, que en Santa Cruz comanda Eduardo Costa, secundado por los obsecuentes de Roxana Reyes y Alberto Lozano, que por los medios de comunicación se rasgan las vestiduras por los jubilados y los trabajadores, actuando un falso interés por los sectores más vulnerables, pero que a la hora de los hechos, terminan avalando este fracaso económico, social y financiero al que nos está sumergiendo Mauricio Macri”.

Comentarios

comentar