En el marco de una recorrida por nuevas obras públicas que se están ejecutando en Cañadón Seco que incluyen una glorieta en el barrio Gas del Estado, el presidente de la Comisión de Fomento expresó su indignación por el veto presidencial a la denominada Ley  Antitarifazos que retrotraía los aumentos de los servicios públicos a los valores que regían en noviembre de 2017.

Jorge Soloaga dijo que era previsible que Mauricio Macri vetara lo resuelto por mayoría en el Senado de la Nación ya que su decisión “responde al mandato del capital concentrado de la economía Argentina que sigue ejerciendo una fuerte presión para que la transferencia de los recursos siga drenando hacia su sector, despreocupándose de lo que les pasa a las mayorías populares”.

“La historia del país se repite dos veces, una en tragedia y otra en farsa, ésta es la farsa y este es un ejemplo de ello que se refleja con achicamiento del consumo, suba de dólar, más inflación y el déficit de la balanza comercial” sostuvo el jefe comunal.

“El gobierno nacional dice que eso es lo que están tratando de combatir pero, por el contrario –describió- la realidad muestra que ésta política auspicia un negativo proceso porque hay más endeudamiento, más bicicleta financiera, caída de ventas y cierres de pequeñas y medianas empresas, en tanto que los únicos que ganan son los sectores exportadores como el agro, la minería y las grandes compañías petroleras, mientras que las clases populares se les viene una hecatombe económica”.

Al preguntársele que camino queda para poder frenar esta situación, Soloaga dijo que es necesaria la movilización de la ciudadanía y el accionar político articulado “de todos los sectores que representan a la sociedad mayoritaria del país” y que no hay que perder las esperanzas  y confiar que la Argentina va a volver a ponerse de pie como antes lo hizo “con San Martin, Yrigoyen, Perón, Néstor y Cristina, luchando contra aquellos que la quieren poner de rodillas”.

OBRAS COMUNITARIAS

Respecto a la glorieta que va cobrando forma en el barrio Gas del Estado, el jefe comunal comentó que la misma forma parte de un programa de obras públicas que pudo iniciarse luego del proceso judicial de expropiación de viviendas a la empresa Camuzzi Gas del Sur que las había heredado de la desparecida empresa estatal y pretendía venderlas a precios exorbitantes a familias que las ocupaban desde hace muchas décadas.

En principio se construyó una plaza infantil que había pedido un  grupo de chicos de ese mismo sector urbano y luego se proyectó una glorieta, dando lugar a la propuesta de vecinos adultos a fin de crear un espacio de esparcimiento.

La misma demanda una inversión de aproximadamente un millón y medio de pesos, tiene una altura de tres metros y su contorno incorpora vidrios, pero además un paredón la protegerá de los vientos e incluso en su entorno se colocarán  graderías para dar forma a un anfiteatro.

Todo ello se complementará el adoquinado e iluminación de calles que  la circundan y a pocos metros de ese lugar se está refaccionando un antiguo edificio para convertirlo en el club del barrio.

Comentarios

comentar