El gremio de los profesionales de salud transita por su séptimo año desde su creación y los integrantes de la comisión directiva destacaron el avance de esta organización que sigue defendiendo la “calidad pública” pensando en el colectivo social, como el primer día de su fundación.

Hoy 21 de mayo, el gremio de los profesionales de la salud cumple su séptimo año como institución sindical, cuyo propósito fundacional es la “defensa y el reclamo de calidad” de este servicio público esencial, donde se busca un modelo equitativo, con igualdad de oportunidad y posibilidad de acceso para todas las personas.

Bajo este criterio, su secretaria general, Andrea Pérez, y comisión directiva, valoraron esta fecha y a la vez se recordó a cada una de las personas que trabajaron incansablemente para ser parte de la historia, de un gremio que ha pasado por distintas etapas, pero con la misma premisa de no perder de vista su objetivo central, a partir de sus luchas y los reclamos que no cambian en su gran mayoría, porque lamentablemente ningún gobierno hasta la fecha, pudo generar una política pública sustancial ni inclusiva, ni mucho menos, la oferta de un plan que pueda superar las coyunturas para avanzar en una línea homogénea que dé garantía de calidad a las prestaciones y a los servicios, para escapar de un mar de improvisaciones, que son moneda corriente en quienes toman las determinaciones.

En esta oportunidad, sus integrantes celebraron este nuevo aniversario y valoraron que a partir de recientes hechos, “hoy se mira a APROSA desde otro lugar”, reconociendo su posicionamiento a partir, primeramente, de una gestión legitimada por el voto de sus afiliados, que ha logrado un crecimiento sostenido para esta organización nueva por su corta vida de existencia.

Sin lugar a dudas, y después de mucho tiempo y perseverancia, finalmente este gremio ya es parte de la paritaria sectorial, que ya no resiste discusión, luego de que el actual gobierno entendió que APROSA cumplía con todos los requisitos legales, para defender a los profesionales de la salud en esa mesa de negociación.

Este hecho significativo, que tuvo el respaldo de FESPROSA para su cristalización, marcó un antes y un después, en virtud que se lograron beneficios reales y que por primera vez, los afiliados tuvieron “representación exclusiva” de sus propios paritarios, quienes llevaron su voz, entendiendo las demandas del sector y defendiendo las necesidades, que luego se transformaron en logros, como la licencia por profilaxis o los aumentos en el salario y en códigos, que son propios de los profesionales de la salud.

En este sentido desde APROSA,  actualmente se sigue reclamando para la apertura de la paritaria sectorial, ya que por segundo año consecutivo el gobierno de Alicia Kirchner decidió congelar los salarios como parte de un “ajuste social y económico” que va en sintonía con la propuesta del ejecutivo nacional.

Por último desde el gremio agradecieron la confianza de sus afiliados y de todos aquellos que creyeron en este grupo de trabajo, que conduce la secretaria general Andrea Pérez, porque su aporte es parte del presente, que permite mejorar y pensar en grandes proyectos que se traducen en mejoras, para esta organización clave en el cuidado de la salud pública de Santa Cruz.

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentar