Así lo hizo saber el secretario laboral del gremio, el Dr. Mario Trovatto, mediante una carta documento donde emplaza a la cartera a “disponer de todos las medidas y recursos necesarios” para normalizar el funcionamiento del hospital público, como consecuencia de un conflicto que lleva 21 días sin solución, producto de las denuncias de tres empleadas contra la directora por “acoso laboral”. Desde APROSA “rechazaron cualquier tipo de violencia” e instaron a los responsables politicos a reestablecer los procesos laborales e institucionales, para no seguir perjudicando a la población que demanda los servicios hospitalarios.

 

Luego de las denuncias de tres empleadas del Hospital de Perito Moreno por acoso laboral contra la directora Bárbara Helman,  ningún representante del ministerio de salud se hizo presente, para devolver la normalidad a este nosocomio que lleva 21 días afectado por un “contexto de incertidumbre” y que además, evidencia una profunda “crisis de institucionalidad”. En este marco, los sectores de “arancelamiento”, “compras”, “tesorería” y “rendiciones” son las áreas que se vieron afectadas, ante las denuncias de los empleadas, quienes tomaron la decisión de alejarse de sus funciones tras la gravedad del caso. Asimismo, se supo que dos de esos sectores, intentan reestablecer la atención, pero con un mínimo de personal y capacidad operativa, lo cual sigue siendo un problema ante la no reactivación de esos servicios y el agravamiento del conflicto con el correr de los días.

 

Ante este cuadro, el Dr. Mario Trovatto, secretario laboral del gremio de los profesionales de la salud, mediante el representante legal de APROSA, rubricó esta mañana una carta documento, a fin de intimar al Ministerio de Salud, en su carácter de responsable directo sobre la política pública y el funcionamiento de todos los hospitales provinciales, a disponer de los recursos profesionales y materiales y de aquellas medidas certeras para normalizar el funcionamiento del nosocomio, “estamos en contra de cualquier tipo de violencia”, remarcaron desde el gremio, pero también-agregaron- exhortamos a las autoridades para que restituir los mecanismos institucionales y así poder destrabar el conflicto, argumentaron.

 

Recordemos que este conflicto se originó en virtud de las denuncias de tres empleadas del hospital de Perito Moreno, quienes revelaron haber recibido en varias oportunidades “acoso laboral” por parte de su directora, Bárbara Helman, lo que originó el malestar de los empleados y el silencio de las autoridades del ministerio de salud que no emitieron ninguna propuesta y alternativa para sortear esta grave crisis.

 

Ante este contexto, desde APROSA se determinó realizar esta presentación legal para que las autoridades del ministerio, intervengan y resuelvan esta situación que perturba,  no tan sólo a los lugareños, sino a la comunidad profesional, que hoy no tiene las “garantías institucionales” para trabajar en condiciones de normalidad. En esta ocasión, como es de público conocimiento, algunas áreas hospitalarias decidieron no continuar con sus tareas, lo que presume un alto riesgo para el desempeño profesional.

 

 

SIN RESPUESTAS

 

Por otra parte, esta presentación se suma a otras notas administrativas emitidas con anterioridad a la máxima autoridad del sistema de salud provincial, como así también a la responsable de este hospital, las cuáles aún no fueron constestadas. En principio, desde APROSA se solicitaba encontrar las vías resolutivas y se informe con premura, sobre los procedimientos laborales a seguir, ya que el cierre de algunos sectores hospitalarios es un “serio riesgo” para todos los componentes de la salud pública.

 

En el contenido de la misiva enviada a Rocío García se expresaba que es imperiosa su intervención, como resultado de una directora “encerrada en su conflicto y desligada  completamente de su cargo,” como máxima responsable política de esta entidad. En este sentido,  el documento también puso énfasis en la “excesiva carencia de contención institucional” que aqueja a la comunidad de profesionales, reflejado en la no operatividad de los sectores de “arancelamieto, tesorería y compras” quienes actualmente se encuentran cerrados, por falta de personal y carpetas médicas, producto de este enfrentamiento que no avisora solución.

 

Por su parte, la directora Bárbara Helman, también fue destinataria de otro de los escritos, y allí se le expresa que “ponga en conocimiento al personal y a la comunidad” como se deberá proceder ante esta acefalía, ya que hay pacientes sin cobertura médica, que deben abonar las consultas y las prácticas, y que hoy se ven impedidos en formalizar este requisito que se les exige. Asimismo, se le recuerda a Helman, que este hospital, como el resto de la provincia son aranceledos, y ante la falta de directivas, se desconocen las actuaciones por obrar, convirtiendo este conflicto en un factor de riesgo para la actividad laboral de los profesionales.

 

Por último, desde APROSA advirtieron que “esta situación no resiste, seguirla dilatando en el tiempo”, los peritenses necesitan de este hospital en virtud que es el único lugar de asistencia  y no merecen ser presos de ninguna “especulación política”, caso contrario ante alguna anomalía, se hará responsable a la dirección general, asociada y administrativa, por haberse desprendido de sus obligaciones, argumentaron.

 

 

 

 

Comentarios

comentar