En 37 establecimientos escolares se trabajó con la desinfección

1098

Las tareas comprenden limpieza de tanques, desmalezamiento, limpieza exterior y desinfección interior. Los trabajos iniciaron en marzo dando cumplimiento al acuerdo entre la Comuna y el IDUV que incluye todos los edificios públicos donde se desarrollan actividades escolares.

En esta ocasión se realizaron desinfecciones en el Jardín Nº 28 y la Escuela Especial N° 2. Las tareas se coordinan con la Dirección de Saneamiento quienes se encargan de los trabajos, previo relevamiento accionar articulado por la Secretaria de Relaciones Institucionales. Los miércoles se realizan las charlas previas y los jueves la limpieza profunda. Cada semana se intervienen entre 6 y 8 instituciones educativas.

“De un acuerdo con la Subsecretaría de Comercio y la Dirección de Saneamiento surgió la posibilidad de realizar charlas con personal docente y de maestranza para que personal Bromatológico diga cómo sería la limpieza antes de la desinfección y después. Es un momento oportuno para que se saquen dudas en cuanto a miedos a los químicos y su aplicación”, explicó el referente de Educación de la Secretaría de Relaciones Institucionales César Fernández.

En cada desinfección se utiliza un producto que es más fuerte que la lavandina y menos irritante a la vez. La aplicación se realiza por aspersión y pulverización con mochilas, lo que logra más efectividad que una limpieza diaria. Para eso se quita todo elemento que tenga contacto con las paredes que deben ser limpiadas profundamente para lograr la efectividad del producto. A las 48 horas se pueden tomar las normales actividades sin enjuagar. Para mantener la prevención, las desinfecciones deberían realizarse dos veces por año.

“Al estar en contacto con los directivos semana a semana notamos que es una preocupación la limpieza, el suministro de agua y que sean seguras para alumnos, padres y docentes. En el caso que requieran también trabajamos con fumigaciones y desratizaciones”. En cuanto a la predisposición de los docentes, el funcionario mostró satisfacción por la respuesta activa que reciben. De esto nació la inquietud de realizar charlas en los establecimientos sobre plagas como chinches, ratas y piojos de palomas.

Comentarios

comentar