Se duplicaron los enfermos de VIH en el hospital de Caleta Olivia

7355

El número de pacientes enfermos con el virus HIV se duplicó en Caleta Olivia. Si bien este crecimiento del 100% encendió señales de alarma en el hospital zonal, el número va en línea con el aumento a nivel nacional. La principal causa es la falta de cuidado en el acto sexual, y la principal herramienta para su prevención es el uso del preservativo.

Dra. Patricia Zari, Directora del Hospital Padre Pedro Tardivo

La doctora Patricia Zari, directora del Hospital Zonal Padre Pedro Tardivo de Caleta Olivia, informó que en los primeros meses trascurridos del año 2018 se duplicaron los pacientes de VIH y, en ese sentido, informó que están llevando adelante una campaña de promoción y prevención a partir de la cual se insta a la población a que, cada vez que se haga un test de rutina, se opte por realizar uno de VIH, ya que cuando un paciente se entera tardíamente, ya no es portador sano sino que posee varios focos de la enfermedad. “Al realizar los estudios de manera rutinaria se puede ganar tiempo y tomar las medidas necesarias con la mayor antelación posible”, explicó. En ese sentido informó que los enfermos que fueron detectados en el último tiempo llegaron al hospital con la patología establecida porque el test para detectar el VIH no se hace de manera precoz, sino cuando se tiene otra afección.

Consultada por las causas de la enfermedad, la doctora Zari expresó que las causas son múltiples, ya que la población de Caleta Olivia es cosmopolita e inestable debido a los asentamientos transitorios de personas que llegan a la ciudad en busca de trabajo. Por otro lado, mencionó que existe una población joven que no realiza los controles de salud necesarios y, en tercer lugar, mencionó el consumo de sexo y la falta de control bromatológico por parte del Municipio en sitios nocturnos, de los cuales algunos son clandestinos.

Sobre este último punto fue interrogado Antonio Quiroga, titular del área de Comercio y Bromatología de Caleta Olivia, quien declaró que desde la sanción de la Ley N° 26.842, en el año 2012, no se habilitan más los locales nocturnos y no se hacen más controles. Además, contó que tuvo la oportunidad de realizar dos denuncias a la Justicia Federal, ya que consideró que podía haber casos de trata o prostitución, y que ambos casos están en proceso de investigación. Quiroga mencionó que tuvo la oportunidad de participar de dos allanamientos en los que, finalmente, no se pudo hallar nada. Estos son el Petroshow y La Leo. “Sabemos que hay casos de prostitución en la ciudad, pero quien debe actuar es la Justicia Federal. Nosotros sólo podemos informar”, dijo y aclaró que desde Bromatología y Comercio sólo habilitan las libretas sanitarias en bares nocturnos al personal registrado.

El principal método para prevenir es el preservativo

El infectólogo Julián García trabaja como médico viajero, visita el hospital zonal una vez por mes y, de manera conjunta con el doctor Jorge Brugna, quien asiste semanalmente a los pacientes con tratamiento infectológico. Desde su punto de vista profesional, García expresó que el número de diagnósticos ascendió en línea con lo que viene sucediendo en el resto del país, y que en la Argentina se calcula un 0,3% de población infectada. “Este número es bajo si se lo compara con otras patologías como el Chagas, que posee un 3%, por lo que la prevalencia del HIV es diez veces menor”, dijo. El 0,3% incluye también a un 50% de los enfermos que desconocen su patología porque no realizan los test necesarios.
Además, el médico marcó que el virus de HIV no distingue clase social, sexo ni orientación sexual, que está esparcido en forma cosmopolita y que el modo de contagio hace que cualquier persona que no adopte los métodos de cuidado en las conductas sexuales, entre otras, puede ser susceptible a adquirirlo. “La población abarca todas las edades, generalmente son jóvenes desde los 18 años, y también hay pacientes de más de 60”, aclaró y destacó que la población de mayor riesgo son las trabajadoras sexuales, los hombres que tienen sexo con otros hombres y la población trans.

En este sentido, el principal método para disminuir el contagio es el uso del preservativo en todo tipo de relaciones sexuales, incluyendo el sexo anal y oral por lo que, según el médico infectólogo, es importante derribar algunos mitos, ya que si bien la principal vía de contagio es la sanguínea, también puede ocurrir por otros fluidos.

En la Argentina existe aún un marcado desconocimiento del virus de inmunodeficiencia humana y, a pesar de las campañas de prevención e información, la población no solicita el Test. Para García, la gente debe perder el miedo porque saber es más importante. Por ello considera que es necesario realizar el testeo una vez por año, tal cual lo marcan las recomendaciones internacionales.

Para los enfermos, es importante destacar que se ofrece la medicación de manera gratuita en todos los hospitales públicos del país y que, a diferencia de la década de 1980, cuando la enfermedad fue descubierta y los pacientes morían debido a esta, hoy a través de herramientas diagnósticas mejoradas se observa que apenas un paciente se infecta, el inicio del tratamiento aumenta significativamente el pronóstico y se frena el daño inicial que hace el virus al organismo, atacando todo el sistema inmunológico.

Fuente: La Opinión Austral

Comentarios

comentar