La extensión de los días no laborales se hizo sentir en este sentido en nuestra ciudad con masivas obstrucciones de redes claocales en gran cantidad de barrios afectando la salud de vecinos e incrementando la contaminación ambiental. No hubo comunicados oficiales al respecto.

De esta manera es habitual observar aguas negras que emergen de las tapas de registro y corren como extensos arroyos por las calles, impregnando el aire de olores apestosos.

La imagen de los ríos de residuos cloacales  que se repite en distintos sectores  de la ciudad preocupa a vecinos que cansados de la falta de respuestas eligen en muchas ocasiones el silencio y soportan los malos olores esperando una repuesta.

Desde la gerencia local de Servicios Públicos Sociedad del Estado  no emitieron ningún  comunicado detallando la situación y las tareas que se realizan por esta situación aunque ante las consultas de vecinos, personal de la guardia asegura que se encuentran imposibilitados   en dar una solución a los desbordes  que se registran tanto en barrios periféricos como en el propio microcentro.

Hasta el momento tampoco ningún organismo oficial optó por  declarar una emergencia e intentar sanear el problema que padecen los vecinos y que se incrementaron en las últimas jornadas sin que se presentaran  en los espacios afectados personal  y funcionarios de la gerencia para intentar remediar el problema. Además de la falta de herramientas y material los días no laborares mantuvieron alejados  a muchos de la actividad.

Comentarios

comentar