El titular de la Caja apuntó a la falta de pago de los municipios, defendió los beneficios que otorga la obra social, que “son mejores que algunas prepagas” y adujo que trabajan para normalizar las prestaciones, anhelando que esta sea la última intervención.

Marcelo Castro, interventor de la Caja de Servicios Sociales.

Marcelo Castro, interventor de la Caja de Servicios Sociales, se reunió con diputados y autoconvocados de la CSS el día lunes en Caleta Olivia. Como resultado del encuentro mantenido en la unión vecinal del B° Unión de dicha ciudad, los autoconvocados presentaron un diagnóstico de situación donde remarcaron ciertos puntos. Entre ellos, se destacó el corte de servicios y el cobro de un plus en las consultas y cirugías, la falta de turnos, el corte de servicios en farmacias, la racionalización de la medicación y los problemas con las derivaciones, entre otros.

Ante esto, Marcelo Castro expresó que van a tomar nota del petitorio y que aunque hoy la CSS no se encuentra en situación de poder resolver todos los problemas que se plantean, tiene un equipo que está trabajando en cada punto demandado. “No estamos al día, pero sí bastante cerca de poder cumplir con los afiliados, a pesar de que esta gestión asumió con una gran deuda”, dijo y agregó que hoy la Caja trabaja con alrededor de 400 médicos en toda la provincia.

En ese sentido, remarcó que hay localidades que están mejor y que si bien otras tienen dificultades, están trabajando en todas. “Sabemos que Caleta Olivia es la cabecera de la zona norte y que allí reciben muchas demandas. Por eso, estamos abiertos a recibirlas y buscar soluciones”, agregó.

Consultado por la cantidad de afiliados que tienen, respondió que hay alrededor de 123 mil activos y pasivos, pero que hoy sólo ingresan los aportes de los empleados provinciales. Estos afiliados son cerca de 72 mil y representan aproximadamente un 70% del padrón. En relación a los municipios, añadió que sólo aporta El Chaltén, por lo que existe un faltante económico del 30% de recursos. “De todos modos, se busca atender las demandas de todos los sectores”, recordó.

Castro reprochó que se compare constantemente la Caja con las prepagas, ya que durante 2016 y 2017 estas tuvieron un aumento del 80% de sus ingresos, mientras que en la obra social estatal se mantiene igual, a la vez que soporta aumentos en la medicación. “Tenemos subas de hasta el 180% en los remedios y los que más aumentaron son los de mayor consumo. Estamos muy preocupados por esa situación, pero es una batalla muy difícil”, indicó.

De todos modos, manifestó que la obra social estatal de Santa Cruz ofrece importantes beneficios que las prepagas no otorgan. Por ejemplo, citó el caso de las derivaciones que incluyen un acompañante y los pasajes aéreos, los descuentos del 50% en medicación para los activos y el 90% para los pasivos, aunque subrayó quejas que los afiliados tienen con las viandas de los hoteles. Sobre las derivaciones, reconoció que hay más de 170 en el año y que hubo picos de 360. “Un número altísimo”, graficó.

En relación a Caleta Olivia, aclaró que están trabajando normalmente con las farmacias e implementando la reglamentación, ya que es necesario que se respete la indicación de tres remedios por receta. “Con los sanatorios también se está trabajando bien, la falta de médicos es un problema que nos afecta a nosotros, pero que también sucede en todo el país”, agregó.

Referido a la intervención de la CSS, Castro manifestó que la gobernadora solicitó, en la apertura de sesiones ordinarias de la Cámara de Diputados, que se ordene administrativamente la misma de la mejor manera. Además, se mostró esperanzado de que esta sea la última intervención para que, de una vez por todas, la Caja comience a funcionar de manera normal. En este punto, explicó que pudo participar de la reunión de la federación que nuclea a todas las obras sociales estatales y que allí pudo tomar conocimiento sobre cómo están funcionando. “Hay provincias vecinas que están más complicadas que la nuestra”, sentenció.

Por último, sobre el edificio único para Caleta Olivia, recordó que existe un proyecto para que la ciudad tenga un edificio único, que la obra ya fue licitada y que la misma demandará 8 meses.

Fuente: La Opinión Austral 

Comentarios

comentar