Autoridades de la CSS se reunieron esta mañana con el Grupo Buen Día Vida de Río Gallegos en la continuidad de mesas de diálogo y trabajo que vienen desarrollando desde el año pasado. En el mismo sentido tuvieron también otro encuentro con referentes del Grupo Venidici de Caleta Olivia. Las reuniones, a partir de las cuales se establecen trabajos por objetivos a partir de planteos o inquietudes que presentan las organizaciones, se desarrollaron en la Sede Central del organismo y fueron presididas por el Gerente Operativo, Abg. Andrés Cini, y la Gerente Financiera, Lic. Mirta Hernández.

El Grupo Buen Día Vida, de Río Gallegos, viene participando de estas reuniones desde el año pasado y han invitado en reiteradas oportunidades a los grupos de pacientes oncológicos de la provincia a estas mesas de trabajo que se crearon con el fin de solucionar problemáticas surgidas. De estas mesas por ejemplo se han ido poniendo en funcionamiento las acciones como el Carnet de Atención Prioritaria para los afiliados que sean pacientes oncológicos, la autorización de un (1) acompañante en las derivaciones para la realización de PET en los primeros controles, y un Box de atención prioritaria en farmacia.

Por su parte el Grupo Venidici, que participó de su segundo encuentro -en enero se habían reunido con el Interventor, Lic. Marcelo Castro en Caleta Olivia-, acercó diferentes inquietudes que pudieron conversar con las autoridades quienes tomaron nota de las mimas con el objetivo de trabajar puntualmente sobre ellas.

 

En esta oportunidad las autoridades aprovecharon para confirmar que desde la semana anterior se normalizó el expendio de medicaciones en Caleta Olivia que se había originado, sólo en dicha ciudad, por la mora administrativa surgida de la renovación de contrato con el proveedor. La Caja de Servicios Sociales, asumió que se detectaron errores administrativos involuntarios que han colaborado en la demora de entrega de medicamentos y/o autorizaciones.

 

Entre los pedidos planteados por la Asociación Venidici, figuran que la Caja de Servicios Sociales tenga un fuerte control sobre los proveedores y los prestadores. Sobre las farmacias denunciaron que algunas no entregan la medicación solicitada por el médico tratante en las cantidades que éstos prescriben, sino envases chicos o menor cantidad de comprimidos.

 

También plantearon inquietudes sobre los profesionales que llegan periódicamente desde Buenos Aires traídos por la Caja de Servicios Sociales para dar respuesta a sus afiliados. El Grupo Venidici sugirió que se deberían extender los días de atención, a fin de otorgar más turnos, y que haya personal de la CSS dentro de la Clínica para el control de los mismos, porque habrían detectado profesionales que limitan los turnos de atención a los pacientes de la Caja Provincial, pero atienden otras obras sociales.

 

Además este grupo sugirió que, para el caso de pacientes crónicos y tratamientos prolongados, pueda obtenerse la autorización sin presentar orden mensual a fin de descomprimir a las agendas de los profesionales y evitar que el paciente deba concurrir a demasiadas consultas, algo que las autoridades de la Caja ya se encontraban analizando para poder llevarlo adelante, y viene de la mano de un sistema informático para transparencia y seguimiento de tramitación que se está desarrollando a través del cual los afiliados podrán ver online el estado del mismo. Por último las autoridades también le confirmaron al grupo de Caleta Olivia que en los próximos días se habilitará una farmacia de cabecera en dicha ciudad para el expendio de las medicaciones.

 

Comentarios

comentar