Unos 30 alumnos de las salas de 5 años del Jardín N° 57 disfrutaron de una hermosa mañana en el CADACE, donde conocieron detalles sobre la reserva provincial de Lobos Marinos y la importancia de cuidarlos y respetar su hábitat. La charla estuvo a cargo de la Prof. Silvina Sotomayor.

A partir de una iniciativa de la Fundación CADACE que este año realiza charlas sobre Educación Ambiental referidas a la protección de la lobería a establecimientos educativos, las maestras del Jardín N°57 coordinaron una visita guiada con los niños de sala de 5. Con la ayuda del Municipio para el transporte y la autorización de los padres, todos los chichos y chicas de 5 años pudieron conocer y recorrer la Reserva Ecológica de Lobos Marinos de Caleta Olivia.

Las maestras Katerin Coñoecar, Viviana Basualdo y Silvana Espinoza acompañadas de la vice directora Mónica Mansilla son las docentes que hoy acompañaron a los alumnos.

Katerin habló con Voces y Apuntes y contó que decidieron realizar esta actividad a partir de la información que obtuvieron sobre el peligro que corre la reserva ecológica de lobos marinos. Por eso, en primera instancia los niños se interiorizaron sobre la temática a través de videos e imágenes en el jardín,  y ahora, en un segundo momento, se acercaron a conocer la reserva.

Por su parte Silvana contó que el trabajo previo en la sala consistió en indagar sobre las características de los lobos marinos que habitan la zona, su hábitat, el peso, las medidas medida y su alimentación, entre otras cosas. Es por eso que los niños sabían con lo que se iban a encontrar y estaban muy ansiosos antes de llegar al lugar.

Por otro lado, las maestras destacaron que esta actividad tiene como objetivo central concientizar a los niños, y a través de ellos a sus familias, sobre la importancia de tener una reserva natural en nuestra ciudad y sobre el cuidado que hay que tener. Pero también, esta visita significa para muchos conocer la reserva y estar en contacto con el mar, ya que a veces no tienen la posibilidad de hacerlo debido a que no tienen movilidad.

Julieta Álzaga – Pablo Sotomayor

Comentarios

comentar