La presencia de un importante número de gendarmes en rutas santacruceñas con destino a la cuenca carbonífera  encendió la alarma. Desde ATE aseguran que buscan generar caos social para privatizar la mina.

Mientras el lunes, los cuatro sindicatos seguirán la negociación con el propio Ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguen, con el objeto de reincorporar los cientos de despedidos mineros, Nación envía unos 200 gendarmes cuyo objetivo por estas  horas es un misterio. Tras pasar Gobernador Gregores rumbo a la cuenca recibieron la orden de dirigirse  a Perito Moreno donde permanecen.

 

A través de Hora de Brujas Miguel Paez,  secretario  general de ATE  Río  Turbio dijo que buscan generar  “miedo y caos social.  No es el camino, este camino que han emprendido con la complicidad de Eduardo Costa y Rosana Reyes (por los legisladores) lejos está de buscar soluciones”, sentenció al agregar que son fieles a la política de gobierno de ajuste y no defienden a la única empresa minera que depende del Estado que queda en el país”.

“Tenemos todo para poner la mina en funcionamiento” aseguró pero desde el gobierno actúan de esta forma  “porque tienen  claras intenciones para que nuestra empresa termine privatizada o en manos de empresarios amigos o para que se beneficien algunos pocos, con este carbón  logramos un ahorro económico que choca con los intereses de Aranguren”.

 

Comentarios

comentar