Los espejos de agua al sur del Perito Moreno siguen creciendo en su nivel, provocan eventos naturales que no se veían hace 30 años. La unión del Brazo Sur y el Lago Roca, y el anegamiento áreas con árboles jovenes. “El Glaciar sigue firme y el nivel del lago sigue subiendo”, dijo la responsable de comunicaciones del PN Los Glaciares.

Todo el mundo aguarda con expectativa que se produzca el magnífico momento de la Ruptura del Glaciar Perito Moreno, donde el frente que obstruye el paso del agua comienza a ceder, generando gigantescas caídas de bloques de hielo, hasta producirse el colapso final del puente natural que los comunica con tierra firme.

En pocas horas o días la Naturaleza nos permite ver una rápida transformación del paisaje a través de un fenómeno único en el mundo.

Sin embargo todo el proceso previo a ese momento, aunque más lento, también tiene su encanto y es seguido atentamente por el personal del Parque Nacional Los Glaciares (PNLG). Es que inusitada crecida del Brazo Rico y de otros espejos de aguas situados al Sur del Glaciar Moreno, está provocando otros fenómenos naturales,

“Además de las mediciones diarias del nivel del lago, también se observa cómo se ha ido transformando el paisaje” dijo Matilde Oviedo, responsable de comunicaciones del PNLG al portal Ahora Calafate.

Desde la cara Sur se puede apreciar cómo crece en tamaño una cueva de hielo en la prominencia del Glaciar que actúa como dique, conteniendo las aguas. Sin embargo “el glaciar sigue firme, el nivel del lago sigue subiendo, lo que indica que no hay filtraciones”, afirmó Oviedo en FM Dimensión.

El Brazo Rico alcanzó ayer los 13,42 metros de crecida en la zona de Río Mitre, desnivel que no se dio en los últimos 30 años. “Como en procesos anteriores no subió tanto el nivel, ya empezaban a verse retoños, renovales de árboles, que ahora fueron alcanzados por la crecida».

Al aumentar considerablemente su nivel, el Brazo Rico pero también el Brazo Sur avanzan sobre las costas y terrenos bajos. La empresa Hielo & Aventura, responsable de la excursión del trekking sobre el Glaciar, debió correr al menos dos veces su muelle flotante ubicado en Puerto Bajo Las Sombras, que ya perdió alrededor de 200 metros de playa.

Esta crecida es notoria aún más en la zona del río Mitre, donde el agua invade notoriamente toda una zona baja de la costa en el extremo Este del brazo Rico, que creció tanto que ya practicamente está unido en algunos sectores al lago Roca, debido al avance de ambos espejos de agua.

Otra transformación es la que se observa en el Brazo Sur y el Lago Roca. Ambos espejos se comunican por un estrecho paso llamado “La Angostura”. Pero con la crecida se puede apreciar que ya están decididamente unidos.

Oviedo dijo que hace dos semanas atrás se realizó un sobrevuelo en la zona, gracias a la colaboración del Aeroclub Lago Argentino y se pudieron registrar todas estas transformaciones del paisaje. “En este siglo nunca había pasado este fenómeno”, manifestó en el programa Radio Activa.

Fuente: Ahora Calafate.

Comentarios

comentar