A través de su Dirección de Salubridad y Medio Ambiente, la Comisión de Fomento de Cañadón Seco asumió la responsabilidad de realizar tareas de desinfección interna y externa en el edificio de la Escuela Primaria Provincial de esa localidad, la  N° 23 que lleva el nombre de “26 de Junio”.

Si bien esa función es responsabilidad de la Unidad Ejecutora de Escuelas que depende del Consejo Provincial de Educación, es bien sabido que las tramitaciones burocráticas para concretar este tipo de tareas se demoran de sobremanera.

 

Por ello el presidente de la Comisión de Fomento, Jorge Marcelo Soloaga impartió inmediatas  instrucciones a la responsable del área ambiental,  para brindar una solución a la brevedad posible, a efectos  que los alumnos no pierdan las clases complementarias que corresponden al ciclo lectivo 2017, pero además la comuna tiene instrumentada una política activa de apoyo a las instituciones educativas de su localidad.

 

Vale también señalar que inicialmente hubo gente que se ocupó de difundir un video por redes sociales a través del cual se mostraba a un roedor y excrementos en las instalaciones de la citada escuela, con la clara intencionalidad política de responsabilizar a la comuna de este problema ambiental.

 

Por encima de esos solapados objetivos, la comuna contrató inmediatamente a una empresa especializada en servicios de fumigación y control de plagas, cuyo personal  trabajo el fin de semana rociando con productos químicos aulas, oficinas, baños, galerías y el entorno exterior del edificio escolar. Por rigurosas normativas de prevención, hubo que esperar alrededor de doce horas para autorizar la reanudación de tareas normales de limpieza.

Comentarios

comentar