El Diputado provincial cuestionó el accionar violento de los manifestantes que según dijo no sirve para solucionar ningún problema laboral. El radical pidió calma y dialogo para poder superar el conflicto en YCRT.

La casa de los padres de Omar Zeidán, interventor de Yacimiento Carbonífero de Río Turbio, sufrió este jueves pintadas, roturas de vidrios y destrozos por parte de un grupo de  manifestantes identificados con ATE que se oponen al proceso de reorganización de la compania que lleva adelante la actual gestión.

Un grupo de hombres liderados por Alejandro Garzon rodearon la vivienda y prendieron fuego colchones y cubiertas en la puerta del domicilio, lo que pudo generar una tragedia.

«Estas acciones violentas buscan amedrentar y frenar el trabajo de YCRT y deben ser condenadas por todo el arco político, ya que solo generaran mas violencia y no aportan a la solución de los conflictos», remarco Lozano.

 

El legislador reclamo dialogo y trabajo conjunto para consensuar las medidas a seguir en YCRT y reinstalar la paz social en la Cuenca.

 

Lamentamos que algunos grupos menores recurran a la violencia para expresarse y traten de imponerse a través de este tipo de hechos. Es muy grave que Santa Cruz sea noticia en todo el país por la violencia política, por eso debemos recuperar el dialogo para debatir propuestas e ideas y alejarnos de estos hechos que son condenables y deben ser repudiados.

 

Cabe destacar que Omar Zeidan denunció en la noche de ayer que los daños fueron perpetrados por grupos que obedecen al Frente para la Victoria (FPV) y que buscan frenar las investigaciones y denuncias por corrupción y vaciamiento de la empresa en la gestión K encabeza por Julio De Vido.

Comentarios

comentar