Rescatan joven de la Ría en Deseado

1101

El joven de 27 años que fue rescatado en aguas de la desembocadura de la ría Deseado, Juan Pablo Cáceres, continuaba anoche internado en la Unidad de Terapia Intensiva. (Foto: FM Deseado

 
El domingo por la tarde, dos horas antes de que un joven de 21 años pereciera ahogado en el Lago Buenos Aires, en la zona donde se encuentra la hostería Patagonia de Los Antiguos, otra situación de emergencia se produjo en la playa ubicada en la desembocadura de la ría Deseado, prácticamente en mar abierto.
Este último episodio se registró alrededor de las 17:00, cuando cientos de personas disfrutaban de la calurosa tarde en el balneario natural distante a menos de seis kilómetros de la zona urbana de Puerto Deseado, aprovechando las altas temperaturas que imperaban en prácticamente toda la región patagónica.
En base a un reporte difundido por la FM Deseado, pudo saberse que un muchacho de 27 años, identificado como Juan Pablo Cáceres, ingresó al agua, pero aparentemente tenía pocos conocimientos de natación y cuando no pudo hacer pie, comenzó a ser arrastrado por la corriente y debió pedir auxilio.
Al percatarse de la situación de peligro, varios hombres se lanzaron al agua para socorrerlo, entre ellos Jonathan Molina, Gerardo Lincomán, Adrián Giraurdi y un cabo de Policía que integra la dotación de la comisaría de esa ciudad, Waldo López.
Este último había acudido a la playa junto a su amigo Sebastián Torres, otro policía que pertenece a la División Bomberos y presta servicios en la Unidad Cuarta.
Cáceres estaba a unos treinta metros de la costa cuando fue sujetado por los rescatistas, que lo arrastraron a tierra firme, donde el bombero Torres le practicó técnicas de resucitación cardiopulmonar (RCP) durante varios minutos, logrando mantenerlo con vida hasta que arribó un equipo de emergencias médicas del hospital deseadense que lo trasladó al nosocomio.
El doctor Gustavo Mirón, director hospitalario, informó más tarde que Cáceres había acusado una leve mejoría, pero debía permanecer en Terapia Intensiva debido a su delicado estado.
Precisó además que no era posible derivarlo a un centro asistencial de mayor complejidad, teniendo en cuenta que había sufrido dos paros cardíacos.

Comentarios

comentar