La bailarina caletense Lucia Ohyama en su visita por la ciudad de Caleta Oliva y antes de su gira por Japón, realizó una nota para el diario digital brindando sus recorridos y experiencias en el mundo del Tango y la Milonga.

«Comencé en el Cemepa en la Escuela Municipal de Danzas Nativas, ahí estaban los talleres de tango, en un principio era solo un taller, después paso a formar parte de la carrera de danzas nativas ahi empecé mis primeras clases de iniciado a los 13 años, a los 15 me llama Cacho Pardo para formar parte de la Compañia Tango Sur, que ya estaba formada y para la cual me invitaban. Entré principalmente para realizar el primer viaje de la compañia que era a Italia».

«Eramos 7 bailarines viajando, más una traductora y obviamente el querido Cacho Pardo, nos fuimos todos, los 9 a recorrer nuestro primer viaje, eramos todos la verdad muy chicos y fue una linda experiencia».

«Yo estuve en la compañía desde los 15 años hasta los 18 años cuando finalicé mis estudios secundarios y tenía que irme a vivir a Buenos Aires. Yo siempre digo que bailar es una profesión y que un claro ejemplo es la de la compañía Tango Sur que chicos, jovenes, de la ciudad pudieron salir y ser reconocidos y vivir diferentes experiencias con esto que es el baile, es un claro ejemplo que si se puede».

«Cuando me fui a vivir a Buenos Aires después de terminar mis estudios secundarios, vivía cerca de Leonardo Barrionuevo otro bailarín más de la ciudad y me comenta que había una audición en la compañía de Mora Godoy y así de esa manera empezamos nuestros primeros pasos en la gran ciudad».

«Hace más de 10 años que estoy en Buenos Aires ya con el ritmo sumamente acoplado a lo que es el día a día allá. Estuve en un show de tango, luego estuve en diferentes compañías, siempre audicionando».

«Actualmente estoy en la compañia Dramatic Tango y estoy también dirigiendo un espectáculo titulado Social Tango».

VIAJE A JAPÓN

En estos momentos Lucía se encuentra en Japón realizando una gira de 2 meses, previo a su viaje comentaba como llegó la propuesta.

«Me llama el Director de la compañía un día, en realidad antes de eso un amigo me pido vídeo de nosotros bailando y bueno se los mandé y a días recibo el llamado en el cual me realizan la invitación para formar parte de la gira. Se recorre 28 ciudades de Japón».

«DEVOLVER LO QUE UN DÍA LA DANZA ME BRINDÓ»

«Hace 2 años soy participe de un colectivo popular que se llama tango critico, el objetivo principal es llevar tango y cultura a lugares que no llegan. Es dar clases en distintas villas, a mí me toco la villa Ramon Carrillo, tenia ganas de realizar esto por una cuestión personal de querer hacer algo con la educacion popular, a mí la escuela de danza de Caleta Olivia me brindo mucho, el Cemepa es un lugar mágico de formación y tengo ese sueño pendiente de volver a mi ciudad a realizar varias presentaciones y algunos seminarios para las personas que les gusta este ámbito tan hermoso».


Comentarios

comentar