Así lo informaron referentes locales de la Iglesia al Intendente Facundo Prades en una reunión mantenida junto a referentes de la Secretaría de Relaciones Institucionales.

El reconocido cura estará en la ciudad los días 10 y 11 de marzo. La Municipalidad cederá el Complejo Deportivo Municipal donde se realizarán las jornadas evangelizadoras además de prestar colaboración en diversos aspectos que hacen a la organización de una convocatoria masiva.

El padre Marcelo Toledo informó al Intendente sobre la llegada del sacerdote evangelizador Darío Betancourt reconocido a nivel mundial por su carisma de sanación. “Es un movimiento muy grande, hay que coordinar las cosas para poder garantizar la presencia del sacerdote y la comodidad de aquellos que puedan participar”. En Santa Cruz, visitará también Río Gallegos y Calafate.

El sacerdote colombiano Darío Betancourt recorre el mundo celebrando misas de enfermos. “Siendo muy joven Dios le regala el carisma de sanación. El ora por la gente y en las misas muchas de las personas reciben el don de la sanación física o espiritual. A veces son constatadas en el mismo momento y en otras ocasiones son procesos que el Padre no logra ver”, afirmó el cura.

Esta será la tercera vez que el padre visite Caleta Olivia. “Es un hombre muy prestigioso en cuanto a su vocación y a la profundidad que tiene en la oración por lo que Dios le regala estas sanaciones. Los eventos donde él está suelen ser masivos, como en estadios y campos abiertos donde se pueda facilitar la mayor concurrencia de feligreses”.

La logística interna y los dispositivos de seguridad son importantes teniendo en cuenta la magnitud de las jornadas. Se prevén varias reuniones para acordar la seguridad, aspectos logísticos y operativos para que las jornadas sean exitosas.

Nació en Me­de­llín, Co­lom­bia, el 6 de agosto de 1939. Fue ordenado sacerdote el 6 de septiembre de 1964, es­tu­dió fi­lo­so­fía y teo­lo­gía en la Uni­ver­si­dad Gre­go­ria­na de Ro­ma. En la Pon­ti­fi­cia Aca­de­mia Al­fon­sia­na de la mis­ma ciu­dad ob­tu­vo el doc­to­ra­do en Teo­lo­gía Mo­ral. En la Uni­ver­si­dad de Ford­ham de New York, ob­tu­vo la li­cen­cia­tu­ra en psi­co­lo­gía.  Ejerció el ministerio de Párroco en la Diócesis de Brooklyn en Nueva York. Ac­tual­men­te se de­di­ca a dar cur­sos y se­mi­na­rios de es­pi­ri­tua­li­dad en mu­chos paí­ses del mun­do, es­pe­cial­men­te con mé­di­cos y sa­cer­do­tes. También es au­tor de nu­me­ro­sos li­bros que abor­dan te­mas con­cre­tos de la fé.

Comentarios

comentar