Trabajadores del diario El Patagónico reclaman el pago de sueldos

876

Los trabajadores de prensa de El Patagónico, diario de Comodoro Rivadavia, acompañados por el Sindicato de Prensa de dicha localidad, protestaron hoy nuevamente por el cobro de sus salarios adeudados, y en contra del posible cierre del medio de Cristóbal López, propietario del grupo Indalo, que fue adquirido por el Grupo Ceibo.

También rechaza cualquier medida de precarización y ajuste. 53 familias dependen del medio grafico.

Nosotros, Ustedes

Los trabajadores de diario El Patagónico afrontamos una situación muy angustiosa y de extrema incertidumbre desde hace meses. Pese a ello, contra toda la lógica, el retiro voluntario de muchos compañeros, y otras dificultades diarias, nosotros seguimos realizando nuestra tarea de la mejor manera posible, tratando de cumplir con nuestro objetivo que, desde hace 50 años, sigue siendo el mismo: informar a nuestra comunidad y hacer oír el sentimiento y la voz de la región.

Esta situación tensa, que afecta a 53 familias de Comodoro Rivadavia y Caleta Olivia, hoy es extrema ya que a la fecha no hemos cobrado la segunda parte del aguinaldo, y la empresa no tiene perspectiva alguna sobre el cobro de los salarios de diciembre, esos que –como a todo trabajador- hoy apenas nos alcanza para pagar alquileres, impuestos, y comer. Todas obligaciones que no esperan, ni saben de dificultades, ni momentos delicados, ni de traspasos empresariales.

Pese a la incertidumbre y a las medidas judiciales, que aparecen como controvertidas y más vinculadas a momentos políticos que a la búsqueda de una solución real para el cobro de la deuda que afecta a los trabajadores, nosotros decidimos seguir trabajando.

Desde hace meses estamos esperando claridad en el manejo de la empresa. Desde hace meses, con mucho esfuerzo, el diario sigue saliendo a la calle exclusivamente gracias a la decisión y la tenacidad de los trabajadores, que dejaron atrás sus roles y mecanismos de protesta habituales, para poner el cuerpo a la situación e impedir que un sueño que empezó hace 50 años, y muchos de nosotros aportamos desde hace más de 20, termine en pesadilla.

En el medio de esta situación acuciante, que genera innumerables problemas de salud y una imposibilidad manifiesta de cumplir con nuestras obligaciones, los trabajadores de El Patagónico, abandonados a la suerte de los Grupos, esos que estuvieron y se fueron (Indalo) y los que están pero aún no se hacen cargo de la situación (Ceibo), seguimos dispuestos –pese a todo- a continuar apostando a nuestra vocación y sentido de pertenencia.

Para que esta situación extrema finalice, además de medidas judiciales realmente efectivas con la búsqueda del bien común y la asunción de responsabilidades por parte de la vieja o nueva patronal, es necesario que Ustedes como lectores, nuestro único destinatario de nuestro trabajo, comprendan la situación y nos acompañen en este momento.

Nosotros, seguiremos, hasta que podamos, apostando a nuestro trabajo pero así como Ustedes, a diario confían y nos necesitan, hoy nosotros necesitamos que Ustedes estén atentos, nos acompañen y también reclamen para que ni una voz más se silencie en nuestra ciudad, región y país.


Comentarios

comentar