Integrantes de la Pandilla Aventura montados en sus bicicletas acompañaron el paso por Caleta Olivia de los Reyes Magos que entregaron obsequios a los pequeños en el centro y también llevaron su magia en esta fecha a los abuelos alojados en el Hogar de Ancianos.

También subidos en bicicletas, los tres reyes magos pasaron por la zona céntrica de la ciudad donde fueron abordados por los niños quienes recibieron golosinas y aprovecharon para tomarse fotografías. Al igual que lo hicieron el 24 de diciembre con Papá Noel a la cabeza, la Pandilla Aventurera organizó la actividad como una forma de mantener viva la fecha.

Una vez que dieron varias vueltas en el centro, se acercaron hasta el Hogar de Ancianos para compartir unos instantes con los abuelos alojados quienes se sorprendieron con la visita de los Tres Reyes Magos.

Comentarios

comentar