El mismo cuenta con  el acompañamiento de la Academia de Literatura de México y estuvo a cargo de Sheila Linchesky. Se espera que se repetido  el próximo año.

La joven escritora, Sheila Linchesky agradeció de manera  especial a las autoridades de la Cámara de Comercio que brindaron el espacio y el acompañamiento permanente, a la panadería Cremar y a Pizza Taz que  colaboraron con los alimentos para la merienda durante todo el año.

“Se ha evolucionado en términos de escritura, de lectura” dijo a modo de balance sobre el taller. “Estamos  muy entusiasmados, nos ha tocado un grupo maravilloso de niños y destacamos la participación activa que han tenido, la inocencia de segur aprendiendo  y el apoyo de las familias”.

“Somos una ciudad solidaria” rescató al agradecer  “la ayuda que nos han brindado y la contención, este primer año fue muy fructífero y  la idea es que continúe, esperemos que continúe”  al hacer especial hincapié  “en la alegría de compartir, estamos muy contentos, el próximo es mi último año de secundario y espero seguir brindando lo mejor desde este lugar” al anhelar   “una provincia que salga adelante y un 2018 con más energía y mayor entusiasmo”.

Comentarios

comentar