Integrantes de la Cámara de Comercio se hicieron presentes en la sesión del Honorable Concejo Deliberante y entregaron una nota para pedir que no se apruebe la tarifaria sin diálogo previo.


Miriam Giorgia, secretaria de la Comercio, y Cristian Aguirre, propietario de Pici Cucu, presentaron una nota a los concejales para solicitar la revisión y el congelamiento de la tarifaria que regirá durante el año 2018 en sus dos variables: cantidad y valor de los módulos y se pusieron a disposición para conformar una mesa de diálogo.

Desde la cámara de comercio buscan hace años estimular el comercio interno y entienden que esto solo puede lograrse con precios competitivos y un diálogo que beneficie a Caleta Olivia frente a otras plazas más grandes como Comodoro Rivadavia y la ciudad de Buenos Aires. Esta política que apunta a fortalecer el comercio de la ciudad puede verse reflejado con la estimulación del “compre local”.

Es por eso, que los referentes de la Cámara de Comercio se hicieron presentes solicitando el congelamiento de las tarifas, a fin de beneficiar tanto a los comerciantes locales, como a los vecinos de la ciudad. Esto, frente al contexto de crisis que atraviesa la provincia de Santa Cruz y la desventaja comercial de nuestras localidades.

Comentarios

comentar