El 8 de diciembre Día de la Inmaculada Concepción de María es una costumbre el armado del árbol de navidad. Religión, esperanza y bonanza son algunos de los significados ligados a esta fecha.

En Cañadón Seco toda la familia de la comuna se convocaron masivamente a los pies de la futura Plaza de la “Sagrada familia” para participar del pesebre viviente y dar inicio a la ceremonia del encendido del árbol simbolizando ya  el comienzo de la navidad.

En una recreación con niños, jóvenes y vecinos de la comunidad se disfrutó de la música, el baile y de la representación del comienzo de las celebraciones para la próxima navidad.  Con una gran presencia de familias completas y con el  acompañamiento de todos los presentes se conmemoró una fecha dónde la magia comienza a surgir de los corazones. La presencia de los angelitos mensajeros entre el cielo y la tierra encargados de la protección; la estrella que representa la fe que nos guía;  al trabajador petrolero símbolo de la economía del lugar y las haditas quienes fueron las encargadas de dar luz y que tienen el sentido de iluminar nuestro camino en la fe.

Una tranquila velada tuvo la noche en la comuna, dónde su Presidente Jorge Soloaga acompaño como todos los años en la representación, como un vecino más junto a su equipo de colaboradores. Al finalizar Papa Noel visitó a los pequeños presentes para obsequiarles dulces y golosinas haciendo del final de la noche una velada inolvidable para grandes y chicos.

Comentarios

comentar