El Intendente Facundo Prades participó esta mañana del acto de cierre de ciclo escolar del Colegio San José Obrero, acompañando la ceremonia donde se reconoció la labor de los estudiantes, su actitud salesiana y se realizó el tradicional cambio de los alumnos portadores de las banderas de ceremonias y se entregaron reconocimientos a alumnos destacados.

Este año la institución tuvo como lema “Si vos estás es mucho mejor, Somos Familia” y en base a ello se centralizaron las principales acciones desarrolladas en el presente periodo y en las alocuciones dirigidas a alumnos, familiares, amigos y educadores que participaron de este acto. Por su parte, el municipio local realizó la entrega de una bandera de ceremonias de la Provincia de Santa Cruz, tras lo cual la institución designó por primera vez a sus abanderados y escoltas.

El Intendente Facundo Prades, asistió acompañado por miembros de su gabinete que al igual que él, fueron miembros de esta casa salesiana, el Sec. de Gobierno Dr. José Luis Lacrouts, el Secr. De Relaciones Institucionales Prof. Pablo Fernández y el Sup. De Deportes Prof. Gabriel Murúa. En este sentido el Jefe Comunal, señaló: “son muchas emociones, vienen muchos recuerdos al estar en esta casa. Destacamos el esfuerzo de todo el cuerpo educativo para trabajar en la recuperación de los contenidos para llegar de la mejor manera al cierre del ciclo 2017 a pesar de lo difícil que ha sido. El mensaje para los jóvenes debe ser positivo y de esfuerzo, de seguir formándose ya que cada vez el mercado público y privado, exige mayor capacitación de mano de obra. Aquel que tenga la posibilidad de seguir estudiando que lo haga de la mejor manera y que piense en volver a nuestro pueblo a ayudarnos desde la ciencia en la que se preparen, es la manera de devolver todo lo que el pueblo nos ha dado”

Por su parte el Rector de la Institución, Fabián Alonso sostuvo: “sostener la fé es el desafío en tiempo de dificultades, terminamos un año muy difícil con muchos problemas pero frente a todo ello, hemos trabajado para sostener el ánimo y la esperanza de creer que es posible vivir de otra manera, y es lo que le transmitimos a nuestros jóvenes”.

Respecto al desarrollo del ciclo educativo en la institución, explicó: “aún en la primera parte del año que fue la más crítica, hemos tenido clases en casi un 80%. En los meses de septiembre, octubre y noviembre en todas aquellas asignaturas donde los chicos no habían tenido clases por paro docente, hicimos un proceso de adaptación para poder recuperar las horas que no habían tenido, y llegamos al 1° de diciembre con todas esas horas recuperadas. Esto implicó que el colegio funcionara en doble turno para los chicos y los docentes quienes tuvieron que venir sin cobrar un peso de más, esto también habla de que es posible vivir de otra manera, creemos que uno puede denunciar aquellas cosas que no funcionan desde una actitud proactiva, desde una actividad que nos ayude a comprometernos más con una realidad que es dura, crítica pero de la que creemos que se puede salir”.

Comentarios

comentar