El concejal Pablo Calicate habló con Tarde para todo luego que se diera a conocer la resolución del Tribunal de Cuentas sobre la contratación directa a MAXIA SRL y afirmó que Caleta Olivia no se va quedar sin transporte de pasajeros porque el servicio público de transporte de pasajeros, por ser un servicio esencial, no puede ser interrumpido.

Según el edil primero se debe llamar a una nueva licitación y, posteriormente se debe rescindir el contrato de MAXIA arbitrando los medios para que el Municipio recuperé los más de $9 millones que le prestó a la empresa sin ninguna garantía de cómo va a ser su devolución. Tras quedar desierta la primera licitación pública, el Municipio debió hacer un segundo llamado, según ordenanza municipal, pero en cambio hizo una contratación directa con MAXIA muy beneficiosa para la empresa y aún más perjudicial para el Municipio.

Así, dice Calicate, se le allanó el camino a una empresa que se conformó tan solo dos días antes de la firma del contrato, sin domicilio en la ciudad, sin la antigüedad requerida y con un pobre capital accionario de $100.000.

Comentarios

comentar