Vecino de Deseado espera a su hermano del ARA San Juan

1095
Carlos Mendoza y su señora Marcela Tagliapietra viven desde el 2003 en Puerto Deseado y hoy pasan por unos de los momentos más angustiantes de sus vidas En Mar del Plata esperan con ansias novedades del submarino donde es parte de la tripulación el Teniente Fernando Ariel Mendoza, hermano de Carlos.

Las horas y los días se han hecho largo desde ese miércoles 15 en el que el buque de la Armada Argentina se comunico con la base central “nosotros nos enteramos por los medios de comunicación el jueves. Cuando llegamos aquí nos dijeron que el último contacto mantenido con la nave fue a las 07 de la mañana del miércoles” cuenta con exhaustiva precisión la cuñada del joven entrerriano que formó parte de las reconstrucciones y puesta en funcionamiento del submarino argentino.

“Nos dijeron que en su conversación informaron acerca de la avería de una batería de proa y que la misma provocó un incendio, pero que todo estaba normal. Solamente tuvieron que disminuir el ritmo de marcha por encontrarse solo con la batería de popa, pero que venían rumbo a Mar del Plata, luego de esa comunicación se cortó todo, incluso no se lo divisa por los radares”.

fernando mendoza nov1carlos y marcela novAferrada a esa primera charla la esperanza de que el buque llegue a destino no la pierden “ellos mismo nos dijeron que pueden estar navegando rumbo al puerto, pero ya debería haber llegado”.

Tagliapietra contó a Deseado Noticias que el vocero oficial informó las acciones que decidió tomar el Capitán de Navío a cargo de la tripulación. “Lo que nos contaron fue que había decididó emerger a superficie para cambiar y ventilar el oxigeno, pero debido a lo peligroso que se encontraba el mar, por el fuerte temporal, decidió volver a sumergir el submarino y navegar a 5 nudos pero a mayor profundidad. Navegando a esa velocidad se calculaba que para el lunes debería estar en el puerto de Mar del Plata”.

Fernando Ariel Mendoza tiene 35 años de edad, está casado con Carolina y tienen dos hijos Uliano de 13 y Magalí de 10 años. Es el tercero al mando del submarino y es Jefe de máquinas. Fue parte de toda la reconstrucción del buque “y está muy orgulloso del submarino y lo conoce mejor que nadie. Hace siete años que navega en él y 18 que forma parte de la Fuerza”.

Para Marcela la espera desespera y se puede alargar la agonía si se confirma el parentesco con el Cabo Alejandro Tagliapietra, quien también es parte de la tripulación del ARA San Juan y que, según ella, podría llegar a ser familiar directo ya que los datos filia torios de ambos coinciden. “Los brazos cada vez se hacen más grandes y se están estirando mucho para darle el abrazo que se merece Fernando y conocerlo a Alejandro. Porque la espera nos desespera pero la esperanza y los rezos a la virgen de Stella Marys nos dan la fuerza necesaria para saber que los está protegiendo a los bravos navíos en altamar y que pronto los tendremos de regreso a casa”.

Así son los días de esta familia que conoce de la bravura del mar, Carlos es marinero de buques pesqueros y además su hijo mayor también se ha lanzado a esta furiosa tarea de la pesca.

No obstante siguen confiados y desafían al destino y orgullosos de la profesión de su hermano-cuñado agradecen el apoyo de todos los países que participan de la búsqueda y los innumerables llamados de apoyo y esperanza que reciben diariamente “la Armada Argentina se está portando de mil maravilla, no solo en la contención con profesionales, sino también en la atención que recibimos de parte de ellos. Gracias a eso estamos esperanzados de que todo va a salir bien. La serenidad con que nos muestran y el gran esfuerzo que están haciendo para su rescate nos hace creer que esto pasará” concluye Marcela, que busca estar entera para acompañar a Carolina y sus hijos y a sus suegros que desde el miércoles permanecen apostados en las puertas de la Base naval en Mar del Plata.fernando mendoza nov

 Fuente: Deseado Noticias

Comentarios

comentar