El Banco Central suspendió las operaciones del Banco Finansur durante 30 días corridos debido al incumplimiento de los plazos de un plan de recapitalización y afecta directamente a los trabajadores de CPC que no pueden acceder a sus cuentas.

En este caso, la autoridad monetaria aplicó las facultades previstas en el artículo 49 de su Carta Orgánica, buscando defender los derechos de los depositantes de Finansur. Ahora, la entidad de López tiene un plazo de 10 días para la presentación de alternativas que permitan rever la situación.

Más allá de la suspensión, el Banco Central informó que algunas operaciones quedan exceptuadas y continuarán. Son las siguientes:

-Extracciones de saldos registrados en las cuentas para el pago de haberes del personal en relación de dependencia y de las prestaciones a cargo de la Administración Nacional de la Seguridad Social, hasta el importe de las acreditaciones que se efectúen por los citados conceptos en dichas cuentas.
-Cobranzas de créditos.
–Compras con tarjetas de crédito y pagos a los comercios adheridos.

Por su parte, los trabajadores de CPC, que hace meses reclaman porque se les paga los sueldos por goteo y de les adeudan las quincenas, finalmente confirmaron el viernes 10 de noviembre que tienen las cuentas personales bloqueadas. Adrian Moya, subdelegado de la UOCRA en CPC del tramo 3 Zona de Chacras, confirmó esta situación a VocesyApuntes.com desde las puertas del Banco Finasur, sede Caleta Olivia, en donde todos los trabajadores se apostaron para exigir una respuesta.

Moua confirmó que además de las condiciones precarias de pagos retrasados hay un conflicto con el terreno lindante a la obra que no permite realizar las tareas en el plazo correspondiente.  “En este momento CPC está actuando de la misma manera que lo hizo Austral”, confirmó el subdelegado del gremio de la construcción.

ACELERADO DETERIORO PATRIMONIAL
La entidad del Grupo Indalo Inversiones de Argentina, con una participación mayoritaria de acciones y votos del 70,56%; y minoritaria de Evaristo Sánchez Córdoba con 23,54% y Jorge Demaría 5,9% restante, y presidida por Juan Vasco y el vicepresidente Raúl Planes, según datos de la autoridad monetaria al 30 de junio pasado, sufrió un singular desmanejo y deterioro patrimonial que anticipaba la medida precautoria del Banco Central de la República Argentina.

Los números de deterioro y descuido de la solvencia patrimonial no surgen de estudios reservados y privados, sino del propio balance que la entidad debe informar al Banco Central. Allí se advierte:

1. Margen de rentabilidad operativa sobre gastos de estructura: pasó de un modesto 3,7% al cierre de 2015, a un resultado negativo de 28,8% un año después y un rojo del 51% al cierre de junio último.

2. Ganancias sobre el patrimonio: de 6,5% en diciembre de 2015;  pasó a un quebranto de 54,7% a fines de 2016, y el último dato a junio fue negativo en 117,6%; esto la pérdida contable absorbió toda la diferencia entre el valor de activos y pasivos y aún así debía el 17,6 por ciento.

3. Cartera en estado irregular: la proporción de deudores en mora 3,11% en 2015 a 5,47% un año después y 7,91% ahora, en todos los casos muy por arriba del promedio del sistema bancario. Revela un claro descuido de la calidad de los receptores de los créditos otorgados con la mayor parte de los depósitos recibidos por parte de empresas y familias. El incumplimiento de los pagos de los créditos al consumo del sector privado subió en el período de 6,6% a 15,7% del total del segmento; y de 1,8% a 6,3% en la franja comercial.

4. Previsiones sobre Cartera Irregular Total: la cobertura de los créditos impagos tuvo en el último año y medio y movimiento proporcionalmente inverso al de la evolución de la mora: se redujo de 92% en diciembre de 2015 a menos del 60% a fines de junio de 2017.

5. Retorno operativo sobre activos antes del pago del Impuesto a las Ganancias: un indicador clave que mira a menudo el sistema financiero, en particular las calificadoras de riesgo es el ROA, se deterioró de un paupérrimo 0,43% en diciembre de 2015, a sendos coeficientes negativos de 4,65% un año después y 8,18% en el cierre de balance al 30 de junio último.

Ante la suspensión del Banco Finansur la Asociación Bancaria solicitó una audiencia con el presidente del Banco Central y el juez interviniente; para asegurar la preservación de los puestos laborales de todos los trabajadores de la entidad; al tiempo que anunció “el estado de asamblea” en la entidad.

Fuente de información: Infobae

Comentarios

comentar