El hecho sucedió ayer en el pasaje Los Hornos al 500, y el fallecido fue identificado como Juan Carlos Bautista, quien se desempeñaba en el área Forestación de la Municipalidad. La Policía investiga el caso y se barajan varias hipótesis. El sospechoso escapó de la escena del crimen en el auto de la víctima. Horas más tarde el vehículo fue hallado en el pasaje Antonio Padín con manchas de sangre en su interior.

Un hombre de unos 30 años de edad fue encontrado muerto en su vivienda ayer por la tarde, por un vecino en el barrio Del Carmen de Río Gallegos.

Del hecho tomó intervención personal de la Comisaría Sexta, quien solicitó la presencia de peritos forenses, ya que el sujeto presentaba evidentes contusiones en la parte torácica y se estima que también en la cabeza, aunque al cierre de esta edición todavía no finalizaba el informe oficial del peritaje. No se descarta, tampoco, que haya sido agredido con algún objeto contundente.

El fallecido fue identificado como Juan Carlos Bautista, quien se desempeñaba en el área de Forestación de la Municipalidad. Fue encontrado sin signos vitales en el interior de su casa, sobre la puerta de entrada, en el pasaje Los Hornos al 500, entre las calles Pasteur y 20 de Junio, alrededor de las 18:30 horas de ayer.

La Policía se encuentra investigando este homicidio. Además, de la vivienda del joven desapareció su automóvil, un Renault Logan blanco nuevo. Por lo que se presume que el agresor habría escapado en este, tras haberlo atacado en el interior de su vivienda.

A las pocas horas de conocerse el hecho, aproximadamente a las 21:00, efectivos policiales dieron con el vehículo en cuestión, el que se encontraba abandonado en el pasaje Antonio Padín. Personal de Criminalística realizó trabajos en el lugar para poder dar con más datos de interés para la investigación que tiene en curso. Se encontraron manchas de sangre en su interior, lo que confirmaría la versión de que el atacante escapó en el automóvil.

Paralelamente se continuaba realizando una inspección ocular en el lugar del homicidio. Además, también se tratará de elaborar un patrón de conducta de las últimas 48 horas del sujeto, para poder esclarecer quién o quiénes habrían estado involucrados en su muerte o tenido contacto con él en estos días. Asimismo, la Policía buscará entrevistarse con los vecinos para obtener declaraciones de conocidos.

Se barajan varias hipótesis, una de ellas claramente es el robo del automóvil, aunque éste fue hallado a las pocas horas. Otra es que se haya producido una gresca entre amigos o conocidos, que terminara con este desenlace fatal.

La Opinión Austral

Comentarios

comentar