La mujer en la Gestión de Jorge Soloaga tiene un protagonismo muy importante. No sólo por la presencia simbólica construida a través de una Plaza en su honor y los monumentos a la mujer en la política, la vida espiritual sino en el rol de Madre, como dadora de la vida y como el “Símbolo del amor sobre la faz de la tierra”.

Para reconocer este rol, la Comisión de Fomento de Cañadón Seco reunió este sábado, como cada octubre a mujeres, madres e hijas para brindarles un cálido momento en su honor.  Con un cóctel de bienvenida cada una fue recibida con rosa roja. Se acompañó ese momento con una foto para atesorar una noche única e irrepetible con detalles cuidadosamente preparados.

En un ambiente de alegría y comunión, se apreciaron  generaciones de mujeres que han engendrado vida y continúan con su tenacidad aportando al pueblo que las vio nacer o llegar de otros lugares para adoptarla como propio. Sonrisas. Música y baile. Alegría entre miradas cómplices y abrazos sentidos. Madres e hijas compartieron una entrada con platos fríos para luego degustar los sabores de una pata flameada y una mesa dulce preparada con especial dedicación por una emprendedora local.

Gracias al aporte y trabajo de todo un equipo las Madres fueron agasajadas con una noche diferente, de innumerables sorteos, números musicales que amenizaron toda la jornada, dónde  se entregaron arreglos florales para las futuras madres y las que han tenido familia recientemente. Como broche de oro se sorteó un Televisor 42” de última generación y cada madre se llevó como souvenir un presente consistente en dos copas de vino con una perfecta presentación.

El corte simbólico de la torta a cargo del Presidente Comunal estuvo acompañado por la Soberana Manuela Diasquienes brindaron por la vida y dedicaron un momento de reflexión para las madres y vecinas que transitan por momentos difíciles en la vida, uniendo fuerzas de todas las presentes para que la Fe y esperanza den fortaleza a las mujeres que hoy sufren en el silencio y el dolor.

Poniendo fin a una verdadera fiesta de disfrute,  se escucharon éxitos de todas las épocas, danzando las madres al ritmo de la música con una sonrisa en sus rostros en una noche dónde no falto nada.

Comentarios

comentar