Una vida dedicada a la educación y con la alegría de elegir la profesión de maestra rural

1279

Desde el año 1994, la Prof. Mercedes Prieto se desempeñó –primero como docente- y luego como directora y docente a cargo, en la Escuela Rural N° 51 de Tellier. Una trayectoria profesional en la que valoró el trabajo en el ámbito rural y dedicó su tarea a enseñar con fervor y perfeccionarse en su campo laboral.

La Escuela Primaria Rural N°51 fue el espacio en el que la Profesora de Educación Primaria Mercedes Prieto se desempeñó desde 1994 hasta principios de octubre del 2017.

 

En el año de su llegada, contaba con 25 años y tomó el cargo de maestra de grado. Al año siguiente fue designada en la dirección de la institución, por lo que cumplía los dos roles.

 

La Profesora mencionó que en esa época había muchas familias en las cercanías y cuando volvió la oferta educativa con albergue, «ahí comenzaron a nuclear a los chicos de las estancias».

 

Prieto comentó que cuando partió hacia la Patagonia provenía de un ámbito distante de la ciudad. «Me establecí sola en la escuela. Siempre pensé en trabajar en una escuela rural, porque vengo de un contexto rural. Vine de Corrientes prácticamente a los 22 años; mi familia estaba muy vinculada a la actividad agrícola ganadera, así que a mí lo que es el campo no me asustaba porque era parte de mis raíces».

 

Años más tarde formó su propia familia, pero «siempre fui apasionada de lo que es la escuela rural, porque tienen otra dinámica, otra demanda; no es que al final de la jornada te vas a tu casa y te olvidás de tu rol, sino que es otro compromiso; porque no solo se tiene un grado a cargo, también se realiza todo lo que implica el trabajo administrativo de una secretaría».

 

Por otro lado,  los establecimientos educativos de la modalidad tienen una vida comunitaria donde la familia se reúne, se celebran las fiestas patrias y sociales que se organizan desde la escuela.

 

En referencia a las tareas a cargo de una docente rural, la Profesora señaló que además de cumplir con las gestiones directivas, «sos animador comunitario, docente, tenés que hacer un poco de asistencia; nosotros en aquella época -en donde estaba yo- no teníamos gas, las condiciones del trabajo no eran las más favorables, gestionábamos ante el municipio de Puerto Deseado que estaba a 20 km, la leña o el gas para las familias para el invierno”.

 

En la actualidad, esa realidad cambió; hay servicio de gas, también atención médica con mayor frecuencia y con derivaciones a los especialistas, y servicio educativo secundario con el Colegio Itinerante N° 35. Asimismo, la Escuela Rural N° 51 incluye el nivel inicial.

 

La Prof. Prieto se formó como Profesora de Nivel Primario, cursó una Especialización en Educación Rural y luego una Tecnicatura Universitaria en Gestión y Desarrollo.

 

«Toda mi vida me dediqué a estudiar sobre temas de educación, porque siempre digo que la educación es mi pasión. Fue algo que llenó mi vida, sobre todo en la escuela rural; además, en la provincia son pocas. Nuestra realidad no deja de ser distinta a la de un establecimiento educativo urbano”, mencionó. A lo que agregó: “Nuestro mandato en el ámbito rural es doble, y tenemos que darles a los alumnos las condiciones de calidad que tiene cualquier institución educativa».

 

La docente se jubiló en el transcurso de este mes de octubre y fue reconocida durante el acto realizado con motivo del 96° Aniversario de Tellier.

 

Por último, la Prof. Mercedes expresó: «Estuve 24 años en la escuela, y sinceramente fueron los años más felices de mi vida».

Comentarios

comentar