Durante la mañana de hoy se vivió una fuerte movilización de padres de estudiantes del DAS frente al Municipio ante el posible cierre de la institución. DAS tiene dos problemas: necesita la aprobación pedagógica del CPE y la habilitación Municipal. Sobre esto habló Ismael Enrique, vicepresidente del Consejo Provincial de Educación de Santa Cruz.

Vicepresidente del Consejo Provincial de Educación Ismael Enrique

El vicepresidente del CPE de Santa Cruz, Ismael Enrique, habló sobre la situación de Instituto Cristiano de Educación Patagónica y particularmente sobre el DAS de Caleta Olivia. Sobre el ICEP mencionó que se les suspendieron los aportes por un mes a la institución tras denuncias de irregularidades y luego de que desde el ICEP se les niegue el ingreso para auditar a personal del Concejo. La negativa quedó constatada por la propia escribana del CPE.

El subsidio que se suspendió es por la matricula de la institución. El ICEP, según Enrique, estaba autorizado a funcionar con una cierta cantidad de grados o cursos y, ante la falta de clases durante la primera parte del año, habría estirado su capacidad creando cursos ad-hoc y sin ningún tipo de autorización. La denuncia plantea que funciona en diferentes horarios y espacios no acordados de ante mano con el CPE.

Del Altisimo School de Caleta Olivia

Sobre el ICEP Caleta Olivia o DAS, Enrique recordó que desde 2016 hay dos resoluciones según las cuales el instituto no está autorizado a funcionar ni a expender títulos. Los títulos emitidos desde esa escuela no pudieron ser reconocidos por el CPE por lo que la institución no está habilitada para matricular estudiantes, funcionar y expedir títulos. Según Enrique, la escuela no puede funcionar como institución educativa porque no cumple con los requisitos municipales ni el proyecto pedagógico acorde con los diseños curriculares de la Provincia.

“Como Estado se garantiza que los estudiante puedan acreditar sus estudios en escuelas públicas y privadas, pero no en una institución que está habilitada. Sección que no esté habilitada por el CPE no podrá acreditar a los estudiantes, pero si lo podrán hacer en una escuela que no esté en regla”, marcó el vice presidente.

Ante la pregunta del cierre de la institución, Enrique dijo que es la patronal la que decide sin cierra o no la institución porque la Provincia no es la empleadora de los trabajadores. “Ellos deberán ver de qué manera se adecuan a la normativa vigente según el acuerdo 185/97que regula la creación y funcionamiento de las escuelas privadas”, agregó.

Por último, Enrique dijo que van a controlar no este,  sino todas las escuelas privadas y también las públicas que están bajo la órbita del CPE.

El punto de vista de SADOP

Consultado por la situación del DAS, Andrés Álvarez, el secretario general de SADOP, el gremio de los docentes privados de Santa Cruz, manifestó que es necesario que el CPE se siente con la patronal de la institución para buscar la forma de salir adelante y no perjudicar a los estudiantes y los trabajadores que allí se desempeñan.

De todos modos, manifestó que existen tres responsables: por un lado el Estado Provincial que debería haber clausurado el colegio y no permitir que la negligencia de la patronal se extienda en el tiempo; la propia patronal que abrió la institución sin haberse adecuado a las normas que regulan la educación estatal de gestión privada y no permite el control por parte del Estado y SADOP, y los propios padres que, conociendo la situación, siguieron enviando a los padres al colegio. Sobre los padres marcó también que hoy le reclaman al Estado junto a los dueños del colegio, pero que los segundos son los principales responsables.

Sobre los docentes que trabajan en DAS, Álvarez dijo que estos están cobrando por debajo del salario que corresponde. Así, mientras en una institución de gestión estatal un docente cobra por un cargo $15.600, en DAS cobra $10.400 a partir de un contrato de monotributo. La institución, marco el secretario de SADOP, no hace aportes a sus trabajadores ni al gremio.

Comentarios

comentar