El Instituto Cristianos «Del Altisimo School» (DAS), que pertenece a una iglesia ubicada en el B° 3 de Febrero, podría cerrar este viernes por disposición del Concejo Provincial de Educación. La institución presenta una doble falta: por un lado no está habilitada por el CPE para expedir títulos, y por otro, no cuenta con la habilitación municipal. El Municipio no le reconoce los planos.

Según pudo averiguar este medio, la institución tenía otorgado un terreno para la construcción de una iglesia y tomó (habría usurpado) un terreno lindante para hacer un colegio. De este modo, hay un litigio entre la iglesia y el Municipio por lo que la escuela no tiene habilitación comercial, pero de todos modos da clase a más de 270 niños. La cuota del colegio asciende a $1400.

Rubén Martínez

El concejal Rubén Martínez se reunió anoche con los padres y los invitó a reunirse hoy frente a  la secretaría de Planificación para hablar con Mauro Zacarías. Los padres llegaron al lugar, pero el edil no se hizo presente al momento de publicación de esta nota.

Entre el edil de Cambiemos y el secretario de Planificación de la misma fuerza hay un fuerte cortocircuito. Martínez comenzó a entregar tierras en las 240hs que aún estarían en litigio aduciendo que el edil le miente al intendente Facundo Prades y no le informa sobre las tierras que se podrían entregar a los vecinos.

Graciela García representante del Instituto DAS en Caleta Olivia

«Hace años pedimos la habilitación de los planos que es lo único que nos falta», aseguró García. Según su testimonio DAS se inició en el año 2013 como una extensión del instituto ICEP de Río Gallegos. «El expediente se perdió en 2013 y lo volvimos a presentar de 2014», marcó y explicó que ICEP funciona desde hace 10 años, mientras que DAS lo hace desde 2014

De este modo, dijo que si este año el CPE no avala los contenidos vistos por los chicos, la institución cerraría la escuela. Por otro lado, marcó que el secretario de planificación, Mauro Zacarías se va acercar esta tarde a la institución para ver el plano de la obra.

Según Graciela, en el CPE dicen que falta solo los planos, pero otras versiones plantean que nunca se aprobaron los proyectos pedagógicos.

«En 2014 se formó una comisión Ad-Hoc para que se estudien nuestros proyectos pedagógicos y los aprobaron. Solo faltan los planos», dijo García. Ante la repregunta del periodista,  ella dijo dubitativa: «Seguramente, que sí. Nunca me dijeron que no estaba aprobado».

Consultada por los rumores de irregularidad de adquisición del terreno lindante a la iglesia donde se construyó la iglesia, García afirmó que tienen la adjudicación total del terreno. «Todos los tramites se hicieron en la municipalidad aunque no nos dieron un terreno acorde al proyecto y la necesidad que teníamos», cerró.

Mauro Zacarías

El ingeniero Mauro Zacarías fue increpado por el pastor de la iglesia y por algunos padres que lo agedieron verbalmente. En un encuentro muy tenso, el pastor de la institución le mostró una carpeta según la cual él entiende que los planos están en orden, mientras el secretario de Planificación le explicó a los padres que no firma esa documentación habilitante por la seguridad de los niños. Zacarías dice que la escuela funciona sin los planos habilitados. Ante esta postura, el pastor insistió con que presentó un informe de seguridad firmado por bomberos y expertos de seguridad e higiene que afirman que el colegio está en condiciones.

Los padres, algúnos desentendidos, sobre la complejidad del hecho cantaron «queremos la escuela, queremos la escuela», frente a la negativa de Zacarías.

Posted by Voces y apuntes – oficial on Tuesday, October 3, 2017

Comentarios

comentar