El gremio de docentes privados inaugura sede en Caleta Olivia

2005

Andrés Álvarez, secretario general del Sindicato de Docentes Privados de Santa Cruz (SADOP) habló con Tarde para todo, por Frecuencia Patagonia 99.3 con motivo de la próxima inauguración de la sede gremial y delegación de la obra social del sindicato a realizarse este jueves 28.

Andrés Álvarez, secretario general de SADOP

Álvarez explicó en primer lugar que, con más de 70 mil afiliados, SADOP es un gremio muy importante a nivel nacional y que se está consolidando en Santa Cruz, la última provincia por cubrir para este gremio docente.

En segundo lugar, recordó que toda la educación es pública pero que varía la gestión. Así, existe la gestión pública (las llamas instituciones educativas estatales) y la gestión privada donde encontramos también a las instituciones confesionales o religiosas. En este marco, realizó una distinción entre colegios privados subvencionados que reciben del Estado el total de sus gastos como salarios, aportes a la obra social y jubilación de los docentes, y colegios privados subsidiados que reciben del Estado un monto fijo por mes que varía entre el 40 y el 60% para el pago de salarios. También existen los colegios privados que no reciben subsidios y se financian solo a partir de la cuota que pagan los padres.

SADOP como sindicato apunta a nuclear a todos los docentes de educación pública de gestión privada y para ello ofrece una obra Social OSDOP) de origen sindical con una amplia oferta en Caleta Olivia y Santa Cruz.

Referido a los colegios confesionales que muchas veces sufren las mismas medidas que los estatales de gestión pública, Álvarez planteó que existe un error de concepto  porque los docentes privados le reclaman al Estado el pago de los salarios, cuando deben hacerlo a la patronal de la institución que los contrata y que en el caso de los colegios confesionales son los propios sacerdotes que administran la institución. Esto porque, los docentes de instituciones de gestión privada no son estatales y eso lo refleja el modo de contratación. De este modo, explicó que en primer lugar, hay que tener recursos económicos para abrir una escuela privada. En segundo lugar, es responsabilidad de la patronal contar con los fondos para pagar los salarios y no el Estado.

El secretario general de SADOP contó además que los colegios de gestión privada también utilizan el dinero del Estado para despedir e indemnizar a sus empleados. «En Santa Fe, SADOP logró una ley para sacarle el subsidio a las escuelas que despiden docentes injustificadamente. Si tienen dinero para pagar indemnizaciones no necesitan plata del Estado para seguir adelante. En Santa Cruz esto sucede y la Escuela Adventista es un caso grave. Además reciben el mismo subsidio que el Colegio San José Obrero pero tienen una cuota 10 veces mayor a este, más cercana a CODEDCO que no recibe dinero estatal», explicó Andrés.

Sobre los colegios de gestión privada que no tienen ayuda del Estado, dijo que deben tener a sus empleados en blanco y sin contratos a término para darle continuidad y resguardo a los trabajadores de la educación. Además, marcó que los docentes deben estar inscriptos en la junta de clasificación docente de la Provincia. Por último, dijo que debe haber una relación de dependencia entre el trabajador y la institución por lo que el monotributo no debe existir.

Comentarios

comentar