Los secretarios de hacienda y planificación, Marcos Antonelli y Mauro Zacarías se hicieron presentes en Concejo Deliberante, sin la documentación secuestrada por la Justicia Federal, para dar explicaciones y responder preguntas. A excepción de Rubén Martínez, los concejales sintieron que la explicación no fue suficiente.

Secretarios Mauro Zacarías de Planificación y Marcos Antonelli de Hacienda

En la mañana de hoy se llevó a cabo una nueva sesión del Concejo Deliberante de Caleta Olivia. Con una importante demora, y cuando ya se descartaba su presencia, llegaron a la Unión Vecinal del B° 26 de Junio, el Lic. Marcos Antonelli, secretario de hacienda y el Ing. Mauro Zacarías, secretario de planificación tras ser invitados por los ediles en la última sesión. A diferencia de la presentación del intendente Facundo Prades, el pasado 28 de octubre, llegaron sin compañía.

Luego del cuarto intermedio, los secretarios se ubicaron frente a los concejales y, luego de disculparse por no llevar con sigo los expedientes de la venta de tierras a empresarios chinos,  explicaron los pasos que llevaron adelante en el proceso que culminó con la venta. «Disculpen por llegar tarde. La policía solicitó los expedientes administrativos. De todos modos vamos a explicar los pasos para clarificar el proceso de solicitud de tierras», comenzó Antonelli. Tras una detallada explicación, los secretarios se dispusieron a responder las preguntas de los concejales.

El momento más álgido de la sesión se dio entre el secretario de planificación, Mauro Zacarías, y la concejal Liliana Andrade. El secretario se mostró molesto y planteó que tanto Andrade como Calicate los pusieron en tela de juicio sin pruebas. «Me sentí atacado», dijo.  Acto seguido, frente a una pregunta de la concejal, Zacarías la acusó de tener relación con el pedido de un terreno de 4 hectáreas en el año 2011 por un valor de $700.000. Andrade respondió diciendo que le va a mandar una carta documento al secretario. «Ustedes (los secretarios) hacen que la gente siga con dudas. Vienen a ensuciarme por otras cuestiones,  ustedes que están ahí puestos a dedo por el intendente hagan bien su trabajo y listo», respondió enojada la concejal.

A excepción de Martínez , los concejales sintieron que por la falta de los expedientes, la interpelación a los secretarios tuvo sabor a poco.

El encargado de hacer las preguntas más rigurosas fue Pablo Calicate, quien interpeló en repetidas oportunidades a los secretarios sobre los pasos que siguieron en el procedimiento de la  venta de tierras bajo los documentos 2017/16, 2018/16 y 2019/16. El edil preguntó por las ordenanzas tenidas en cuenta y cuestionó que se haya utilizado una ordenanza derogada. «No debieron haber hecho la venta de tierras porque la Ordenaza N°4563 se encuentra derogada desde el mes de abril de 2016 y la venta fue hecha en el mes de mayo. Debieron haber aplicado los términos y condiciones de la Ordenanza N°5983», dijo. Otros puntos que cuestionó el concejal tienen que ver con la forma en se acordó el precio entre el Municipio y los interesados, si los estos tenían como justificar su inversión y el origen de su dinero, y, además, cómo se registró el dinero que ingresó en el municipio. Ante las preguntas, en líneas generales los secretarios respondieron explicando los pasos seguidos y manifestando que todo está detallado en los expedientes a los que, a más de 10 meses de solicitados, los ediles aún no han podido tener acceso.

Salvo el edil Rubén Martínez que evitó preguntar a los secretarios, y que solo lo hizo para descomprimir el fuerte cruce entre Andrade y Zacarías, los demás concejales, incluyendo al presidente Javier Aybar se mostraron decepcionados por la presentación de los secretarios de hacienda y planificación.

 

 

Comentarios

comentar