Esta mañana, los secretarios Marcos Antonelli y Mauro Zacarías se hicieron presentes en el Honorable Concejo Deliberante para dar explicaciones a los ediles sobre la venta de tierras. Para Pablo Calicate, su visita dejó más dudas que certezas.

Pablo Calicate, concejal de Caleta Olivia

El concejal Calicate entiende que la presentación que llevaron a cabo los secretarios de hacienda y planificación, Marcos Antonelli y Mauro Zacarías, no fue suficiente. «Más allá del gesto por parte de los secretarios de asistir a la sesión, en base a lo que explicaron, quedó claro que utilizaron una ordenanza derogada para la venta», dijo.

Para el edil, la venta de los tres terrenos no se debió hacer con la ordenanza N°4563 porque se derogó en abril de 2016, mientras que la venta se hizo en mayo. Por lo tanto, se debió utilizar la Ordenanza N° 5983, vigente desde abril de 2016. Sobre este punto, enfatizó que los secretarios dicen no haber creado una cuenta especial para destinar el dinero a obras de infraestructura como lo plantea la nueva ordenanza, pero de todos modos destinaron el monto obtenido para ese fin, más allá de que la ordenanza anterior no especifica los fines del dinero de la venta. Este error de concepto llama la atención, sobre todo, porque la actual Ordenanza implica la creación y puesta en funcionamiento de la Comisión Bidepartamental de Tierras, por la que deben pasar todos los expedientes de tierras antes de su venta efectiva.

Desde el Municipio plantearon, en más de una oportunidad, que antes de la venta el Concejo no había nombrado aún a sus miembros para integrar la comisión, cuestión que según la ordenanza se debe hacer en la primera sesión del año. A partir de una propuesta del Bloque PJ-FVS, el Concejo lo hizo en octubre de 2016. Por su parte, Facundo Prades nombró a sus miembros recién en marzo del 2017 cuando podría haberlo hecho incluso antes que los ediles y así decidir qué ventas hacer dentro del marco de la Ordenanza N°4563. De haberlo hecho, quizás hoy el Concejo no podría cuestionar la famosa venta de los tres terrenos, pero Prades no lo hizo y, en su visita al HCD, sus secretarios reconocieron haber aplicado, para la venta, una ordenanza derogada. ¿Qué responsabilidad les cabe a los secretarios luego de sincerar su accionar, más allá de haber asistido sin ningún tipo de documentación?.

Otra figura con responsabilidad es la de José Luis Lacrouts. Una de las funciones del secretario de gobierno es enviar la documentación que solicitan los concejales al DEM y aún no lo hizo, más allá de que el primer pedido data de noviembre de 2016. «Pese a esto, hoy los secretarios usaron como excusa el allanamiento que se dio en el Municipio.  Pero, si en la parte administrativa vemos irregularidades, en la parte judicial los puede haber también ya que los expedientes fueron requeridos por la justicia federal», concluyó Calicate.

 

Comentarios

comentar