Todavía no saben qué hay en los equipos del docente acusado de pedófilo porque el perito está de paro.

5324
Se trata del caso que a mediados de julio sacudió a la opinión pública santacruceña, luego de que se hicieran públicas las conversaciones entre un maestro caletense y una supuesta nena de 13 con la que quería tener sexo. Tras la denuncia del CPE, se hizo un allanamiento en su casa, pero el expediente está trabado por el paro judicial.

El 12 de julio, se publicó  el alarmante resultado de un experimento social basado en crear perfiles falsos de menores en las redes sociales para probar que existe una gran cantidad de hombres adultos con deseos pedófilos. Fue en esa circunstancia, que uno de los que cayó fue un maestro que prestaba funciones en varias escuelas de la ciudad del Gorosito.
Luego de la publicación, el supervisor de Escuelas en zona norte, Alejandro Maidana, acudió en su calidad de funcionario público hasta la Fiscalía de Martín Sedan, para dejar asentada una denuncia, que finalmente quedó en manos del juez Gabriel Nolasco Contreras Agüero. Paralelamente, las autoridades del Consejo Provincial de Educación, separaron preventivamente del cargo al maestro.
¿Te puedo decir mi amor? ¿Tenés una foto más sexy? Fueron algunas de las preguntas que el maestro de 50 le hizo a una niña de 13. La propuesta fue de historias Tinder, un perfil que opera en Facebook y en Tinder, un sitio para encontrar pareja, pero que en este caso, busca el escarmiento de los pederastas y generar consciencia del control parental de los niños frente a las redes sociales.
Si bien el experimento no tiene una penalidad porque quien se hacía pasar por una nena de 13 era en realidad una persona adulta, la Justicia debe determinar si acaso existió contacto alguno entre el profesor y alguna otra menor o la existencia de pornografía infantil.
Por eso, con la denuncia de Maidana dos días más tarde se allanó la vivienda del docente y desde entonces su situación procesal depende de lo que pudiera encontrarse en dos celulares, el CPU de la computadora, una notebook, una tablet y un pen drive secuestrados.
Sin embargo, se pudo confirmar que a más de veinte días de que la Justicia tenga eso en su poder, todavía no pudo saberse si acaso el maestro denunciado está o no comprometido penalmente por la posesión de material pornográfico infantil que pudiera ser subido a internet, imágenes captadas por él o conversaciones con menores reales. La respuesta es que el único perito informático de la zona está adherido al paro judicial.

Fuente: Tiempo Sur

Comentarios

comentar