El diario de Caleta Olivia Más Prensa, también conocido como La Prensa de Santa Cruz denunció en su edición del día de hoy que Facundo Prades quiere cerrar el medio en el contexto del escándalo por supuestas coimas que habría recibido el intendente.

Miguel Reynoso, dueño del diario Más Prensa

El medio publicó que en el día de ayer se presentaron dos empleados de la Dirección de Comercio solicitando documentación que en este momento se encuentra en trámite de renovación mediante un expediente iniciado y que aún no finalizó, según Más Prensa, por los constantes paros de empleados municipales.

Miguel Reynoso, del diario Más Prensa habló con Voces y Apuntes, por Frecuencia Patagonia 99.3, y contó lo ocurrido y dijo que ya les habían advertido que esto podía ocurrir por lo que esperaban la inspección porque están en regla. De todos modos, Reynoso entiende que se trata de otra cosa.

“Los inspectores labraron un acta diciendo que si en 24hs no se presentaba la documentación iban a cerrar el diario. Cuando se presentaron con el n! de expediente al área de Comercio les dijeron que este no estaba y que seguramente se había quemado en el incendio municipal”, dijo  Reynoso para quien lo sucedido es raro porque si el expediente está en trámite no puede pasar al archivo.

Además, el empresario dijo que no hay ningún interés en colaborar por parte del área de comercio sino que se trata de limitar las publicaciones mediáticas que marcan la situación del intendente Prades. “Tenemos copia de la documentación que supuestamente se perdió y el trámite va a seguir pero insisto. Hay un intendente que no aparece hace más de una semana y no da explicaciones de lo que sucedió en el video y se quejo de que los medios quieren hacer operaciones”, agregó.

Por otro lado, Miguel Reynoso apuntó contra los concejales entendiendo que están paralizados y solo hacen declaraciones a los medios. “El trabajo de los concejales es controlar al ejecutivo y no están haciendo nada más que salir en los medios. Este no es un tema más”, disparó.

Más Prensa lleva 15 años en la ciudad, allí trabajan directamente siete personas y se imprimen entre 1500 y 1800 ejemplares diarios. El diario está saliendo en blanco y negro porque se rompió un cuerpo de la rotativa y hace un mes que no sale en color. “Salimos igual porque es nuestro trabajo y vivimos de esto. Entendemos cuál es nuestra responsabilidad que es acercarle herramientas al vecino para que pueda analizar”, cerró Reynoso.

 

Comentarios

comentar