Suárez empezó a tomar declaraciones por la irrupción a la Residencia Oficial

1050

La jueza Rosana Suárez tomó declaración testimonial al personal de la Residencia Oficial, que estuvo durante la madrugada en la que un grupo de manifestantes arremetió contra la casa donde se encontraban la Gobernadora, la ex Presidenta y su nieta. La próxima semana, habrá nuevos llamados.

Los hechos se produjeron el 21 de abril, cuando en el marco de una protesta social contra el Gobierno, un grupo decidió arremeter contra las puertas de la residencia en la que se encontraba la gobernadora Alicia Kirchner, su cuñada, la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner y su nieta, Helena, de 18 meses, junto a Margarita Zelaya, Miriam Gajardo y Mónica Kloster, estas últimas, empleadas de la gobernación.

Daños, atentado al orden constitucional, sedición y violación de domicilio, son algunos de los delitos que se le imputan al grupo de manifestantes que fue denunciado al día siguiente por la Fiscalía de Estado, ante el Juzgado de Instrucción Nº3 de Rosana Suárez.

TiempoSur pudo confirmar que días atrás, la Jueza comenzó con la recolección de testimonios, citando a varias personas, entre ellas, empleados de la Residencia Oficial. En tanto que, el próximo lunes, será el turno de otro grupo, integrado por el personal policial, además de dos integrantes de organizaciones sindicales y un trabajador de prensa.

Hay que recordar que la denuncia se presentó munida de imágenes de la barricada que se tuvo que hacer en el interior, para evitar el ingreso, una captura de pantalla de las declaraciones del presidente, Mauricio Macri, en Infobae en donde condenó la agresión; luego figura otra captura de pantalla de un estatal que esa noche arengó por Facebook  “vamos a quemar el casa de Alicia, con Cristina y todo adentro, lleven nafta…”.

También la Jueza tiene las imágenes del atentado al nicho de gas y varios videos en los que se logró individualizar a los violentos.

La convocatoria a la protesta de estatales -en la que no se descartó que hubiera infiltrados- surgió en horas de la tarde de ese viernes, a través de las redes sociales y audios de WhatsApp, en los que se pedía concurrencia porque allí dentro estaba la ex Presidenta.

Los móviles de televisión de Canal 13, TN y América TV  transmitían en vivo hasta ya entrada la medianoche, mientras más de un centenar de personas protestaba fuera del lugar en las veredas y la calle.

 “Que entre las 22:30 y 00:30 los manifestantes se volvieron más agresivos y violentos, profiriendo cánticos racistas, pidiendo la renuncia de la Gobernadora e incitando a la violencia y a la destitución del Gobierno actual, mientras tiraban bolsas de basura y piedras”, dijo la denuncia que lleva la firma de Andrea Askenazi Vera.

Algunos entraron hasta los patios internos y arrancaron piedras de los canteros del jardín para arrojarlas contra los vidrios y la fachada de toda la casa. Se rompieron seis vidrios y tres portones, pero también la puerta principal de ingreso a la Residencia sobre la calle Alcorta; motivo por el cual el comisario Mayor Dante Abud ingresó para colocar mesas y sillones que evitaran el ingreso al living.

Posteriormente la denuncia fue ampliada con más fotografías y videos, pero también con un pedido para que se identifique a parte de la dirigencia sindical que se veía reflejada y para que se declare el secreto de sumario.

Hasta el día de hoy, el Gobierno provincial sostiene que la actuación de la Policía durante esa noche, comenzó luego del ataque, que eso está probado en los videos y que no hubo represión a lo que comenzó como una protesta social.

Fuente: Tiempo Sur

Comentarios

comentar