El intenso  tránsito de camiones por las distintas  arterias de la ciudad sigue ocasionando inconvenientes  en distintos aspectos de la infraestructura urbana. En ese caso por su altura arrancó un semáforo y el conductor siguió su marcha pese al enojo de los testigos del lugar.

 Esta situación ocurrió esta tarde en la intersección  de las calles Tierra del Fuego y José Hernández cuando ante una importante presencia de vecinos un camión de gran porte y altura arrancó el semáforo ubicado en esa esquina y siguió sin detener su marcha.

Indignados los vecinos se comunicaron con este medio para cuestionar el accionar e imprudencia del camionero  y alertar sobre el peligro ya que el semáforo quedo suspendido.

Comentarios

comentar