Este jueves 29 de junio se llevó a cabo la última sesión de Honorable Concejo Deliberante de Caleta Olivia, antes del receso invernal. Los concejales Liliana Andrade, Pablo Calicate y, el presidente interino, Ruben Martínez debatieron sobre los temas de agenda hasta el cuarto intermedio, cuando se hicieron presentes los delegados gremiales y solicitaron respuestas inmediatas sobre la ordenanza de incompatibilidad y las condiciones edilicias del concejo.

Desde las 9am, en la Unión Vecinal del Barrio 26 de Junio, los concejales Liliana Andrade, Pablo Calicate y Ruben Martínez -como presidente interino debido a la licencia de Javier Aybar- llevaron a cabo la sesión N°487 para disponer la aprobación de nuevas ordenanzas y solicitar información sobre aspectos de la agenda pública.

Durante el cuarto intermedio del Concejo, se hicieron presentes los delegados del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Caleta Olivia (SOEMCO) para plantear su descontento con la ordenanza “Aybar” de incompatibilidad de cargos en el Municipio. Asimismo, los trabajadores del HCD también hicieron su pedido para realizar las reparación edilicias del Concejo, ya que después del temporal de marzo empeoraron aún más las condiciones laborales.

Empleados municipales

Julian Carrizo, Secretario General del sindicato, explicó que esperaban que en esta sesión se debatiera sobre la última ordenanza aprobada sobre la incompatibilidad de cargos. Al no ser así, ellos mismos postularon su indignación y solicitaron que “el legislativo se haga cargo”. “Vamos a plantear la inconstitucional y le vamos a solicitar a Prades que vaya a la justicia para defender el patrimonio de la municipalidad”, explicó Carrizo.

En el mismo sentido el Secretario explicó que como trabajadaores están haciendo esfuerzos y comprenden la difícil situación económica del Municipio. “Durante un año y medio trabajamos en estas condiciones y bancamos a este gobierno, que son mayoría, para que luego nos hagan esto”, dijo Carrizo en referencia a la ordenanza que según lo planteado dejaría sin trabajo a docentes y profesionales de la salud municipales.

Si bien Julián Carrizo no solicitó el uso de la 6° banca del HCD dijo que podría hacerlo mañana para “demostrarles que son (los concejales) inútiles, inoperantes y cobardes, porque tienen la lapicera que el pueblo les delegó, pero no para que hagan esto”, enfatizó el delegado gremial. Asimismo apuntó directamente hacia el concejal Martínez quien “no sabe cuánto significan las 36 horas de cátedra máximo entre el estado provincial y municipal, pero sí levanta la mano y firma en el despacho para que se promulgue la ordenanza”, sentenció.

Esta disputa entre el Secretario General y el presidente interino del Concejo, Martínez, continúo luego cuando se intentaba retomar la sesión. Debido a los fuertes cruces verbales que rozaron lo físico, se decidió suspender la sesión.

En el mismo tono, Carrizo confirmó que si esta ordenanza no se revisa inmediatamente se pone en riesgo la buena voluntad de los trabajadores y peligra la convivencia. Es por ello que mañana los empleados municipales tendrán una asamblea para decidir que harán en los próximos días.

#HoySesión del Honorable Consejo Deliberante.El SOEMCO pide derogar la ordenanza de incompatibilidades.-

Posted by Aire de Mar on Thursday, June 29, 2017

Edificio inhabitable 

Por su parte Fabián Romero, jefe del departamento de comisiones del áreas legislativas del HCD, explicó que aún no tienen ninguna respuesta sobre las reparaciones necesarias y urgentes del edificio del Concejo. Un grupo de trabajadores de planta se reunieron con el presidente interino Martínez, si bien fue durante varios minutos, dijeron que no pudieron hablar de nada. Sobre esto, Romero dijo que ellos no ven una intención concreta por parte del Ejecutivo o el HCD para “tomar cartas en el asunto”.

“Hoy para la sociedad los Concejales demuestran que las sesiones se realizan con normalidad, pero la verdad es que rozan la ilegalidad del procedimiento administrativo. Porque, por ejemplo, la documentación la está manejando un cargo político, pero este no tiene estabilidad laboral en el HCD por lo tanto no se garantiza su circulación o preservación adecuada”, explicó el delegado Romero.

Por otro lado, el Concejo tiene un presupuesto propio, por lo tanto debería gestionarse autónomamente, no por el Ejecutivo Municipal. Debido a la falta de condiciones del edificio se encuentran 50 trabajadores sin un lugar fijo de empleo. En este sentido, Romero afirmó que en este momento ellos no están trabajando porque el Concejo es inhabitable, no es operativo, no es apto en cuanto a salubridad y carece de garantías mínimas de seguridad.

Comentarios

comentar