Desde Nación afirman que negocian un acuerdo con Santa Cruz pese a la resistencia de Alicia Kirchner

1941
Pablo Gonzalez, Alicia Kirchner, Mauricio Macri y Rogelio Frigerio

Alicia Kirchner esta en Buenos Aires dispuesta a firmar el el préstamo con el Banco Nación, pero desde la Casa Rosada afirman que a la mandataria provincial «no le gustan las condiciones» que la Nación quiere imponer a Santa Cruz.

Pablo Gonzalez, Alicia Kirchner, Mauricio Macri y Rogelio Frigerio

Mientras se negocia con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio , un inminente acuerdo general de asistencia financiera a su provincia a cambio de metas fiscales claras, fuentes cercanas al ministro nacional dejaron saber que la gobernadora de Santa Cruz Alicia Kirchner se resistía a estas horas a firmar el préstamo ya acordado con el Banco Nación, unos $750 millones a tasa de mercado, como lo definieron en la Casa Rosada.

«No le gustan las condiciones y los requisitos que le pone el Nación, que son los que tiene que cumplir cualquier provincia. Se ve que tan necesitada de fondos no está», ironizaron en la Casa Rosada en torno a la negativa de la gobernadora, que estuvo en Balcarce 50 para firmar el Acuerdo Federal Minero en el Salón Blanco de la Casa Rosada junto al presidente Mauricio Macri .

Cerca de la gobernadora negaron que las negociaciones en torno al préstamo con el banco estatal estén cerradas. «No hay nada de eso, son chicanas de cierre de un acuerdo que está a punto de firmarse», afirmaron voceros de la mandataria, que se reunió días atrás con el Presidente.

[Te puede interesar: Alicia Kirchner: “oficialmente no se nos ha notificado acerca de la falta de información” ]

El acuerdo entre Nación y Santa Cruz, tal como explicara la propia gobernadora el 23 de mayo luego de reunirse con Frigerio, consiste en un fondo fiduciario (préstamo) que cubriría «una parte» de la cuantiosa deuda provincial, más «otras líneas» de crédito. Sin clases desde principios de año, y con estatales protestando por el pago de sus sueldos, Alicia Kirchner peregrinó por distintos despachos en busca de fondos: el de Frigerio, pero también el del ministro de Finanzas, Luis Caputo, y el del titular del Banco Nación, Javier González Fraga. «El acuerdo es inminente», se esperanzaron cerca de la mandataria santacruceña.

El Gobierno insiste en la necesidad de reformas sustanciales en la administración santacruceña, como la planta estatal y la caja de jubilaciones, a la que se destina buena parte del presupuesto mensual (unos $600 millones). También en la reforma electoral que derogue la ley de lemas, un sistema que permitió a Kirchner sumar los votos del ex gobernador Daniel Peralta para derrotar al radical Eduardo Costa. Pero esas reformas políticas quedarán para más adelante en pos de un acuerdo, afirmaron desde la Casa Rosada, interesados en traer algo de paz social a la provincia de los Kirchner.

Fuente: La Nación

 

Comentarios

comentar