Una Jueza de Caleta Olivia sancionó a dos empleadas por las opiniones que publicaron en sus muros personales de Facebook y en un grupo de whatsapp.

El hecho se registró en el Juzgado de Familia de Caleta Olivia cuando la Jueza Subrogante Malena Kareen Totino Soto sancionó a dos empleadas, más precisamente Ana Lía Pérez Parnisari y Paola Miño por las opiniones personales que vertieron en sus muros de Facebook y por mensajes de Whatsapp.

La magistrada además hizo, según se pudo saber, que la Secretaria del Juzgado tome capturas de los mensajes de whatsapp de las dos empleadas para certificarlas y sumarlas como “pruebas” para decretar el apercibimiento.

La Jueza, y a decir del dirigente gremial Oscar Huanco, nunca dio traslado a sus empleadas, procediendo a sancionarlas sin siquiera permitirles un descargo.

En los fundamentos del apercibimiento, la Jueza establece que la empleada en este caso Miño, deberá abstenerse de hacer publicaciones de este tenor.

Esta jueza, dijo Huanco en la marcha de antorchas de esta noche, es «alumna del Juez militante del FVS Quelín y todos sabemos quien este Juez y como actúa con los trabajadores».

COMUNICADO DE PRENSA

La Comisión Directiva de la Asociación Gremial de Empleados Judiciales «3 de julio » de la Provincia de Santa Cruz repudia la persecución sufrida por compañeras de Caleta Olivia por expresiones personales realizadas en ámbitos privados.

La libertad de expresión es un derecho consagrado en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948. Las constituciones de los sistemas democráticos también lo señalan. Los sistemas jurídicos, y las sociedades en general, reconocen límites a la libertad de expresión, en particular cuando entra en conflicto con otros valores o derechos. Lo cual no ha ocurrido, tanto así que ni siquiera la resolución que sanciona a las compañeras de Caleta Oliva expresa cuál es la violación o vulneración; grave falta en un proceso, más aún cuando no tuvieron oportunidad de defenderse.

A los jueces, funcionarios y superiores jerárquicos que pretenden censurar expresiones (algunas hechas en ámbitos privados) les pedimos que se concentren en sus tareas, que procuren brindar un sistema de justicia independiente, serio y responsable, que defiendan los derechos de los más vulnerables y más en momentos de crisis como la que estamos viviendo en Santa Cruz.

Qué han hecho los jueces y funcionarios por defender el derecho de los niños a la educación? Qué han hecho por el derecho de los trabajadores a cobrar sus salarios? Por los jubilados? Los trabajadores nos vamos a seguir expresando, mientras tengamos jueces que usan más el celular que la lapicera, que leen más Facebook que la Constitución, que no dudan en amenazar, intimidar, y hasta castigar a los trabajadores. Porque nos asiste el derecho a expresarnos y a denunciarlos.

A ustedes que ley los ampara en su negligencia?

Apoyamos a las compañeras Ana Lía Pérez Parnisari (delegada gremial) y a Paola Karina Miño por la persecución sufrida por parte de la Jueza MALENA KAREEN TOTINO SOTO del juzgado Provincial de Primera Instancia en lo Civil, Comercial Laboral y de Minería, y a cargo como subrogante del Juzgado Provincial de 1 Instancia de Familia N° 2 con asiento en la ciudad de Caleta Olivia, instándola a retractarse, sin perjuicio de las presentaciones legales que con seguridad presentaremos.

Bastante violencia laboral hemos padecido con jueces como Quelin o Bustos.

Este Gremio no ser será cómplice de este tipo de magistrados , y bajo ninguna circunstancia permitiremos impunidad ante violencia laboral, persecución sindical o laboral, como cualquier tipo de maltrato sea el ámbito que fuere, tal como nuestra historia gremial lo demuestra. FUERA TOTINO, FUERA BUSTOS, FUERA QUELIN!!! I

Comentarios

comentar