El gremio de los profesionales de la salud admitió que este fallo busca “perdonar la impunidad y el terrorismo de estado” al tiempo que solicitaron que no se ensucie el dolor de los familiares y la memoria de las víctimas, a favor de los “genocidas y represores” que sólo dejaron sangre y lágrimas en este país.

Luego de conocerse el fallo que emitiera recientemente la Corte Suprema de Justicia donde beneficia con el “2 x 1” a los “genocidas y represores” con el objetivo de reducir sus penas, desde el gremio de los Profesionales de la Salud expresaron su preocupación ante este dictamen, que entienden sólo busca quebrar la institucionalidad y el consenso nacional en un tema que para los argentinos no tiene discusión alguna y es una cuestión resuelta, que nadie quiere que se vuelva a repetir.

Al respecto, desde el gremio subrayaron que los “delitos por lesa humanidad no pueden tener “ningún privilegio o ventaja” en este país y expresaron que los responsables por estos aberrantes actos deben cumplir la “pena efectiva”, caso contrario estaríamos en presencia de un inmenso retroceso institucional que no hace otra cosa que contradecir una sentencia, y hacer resurgir viejas heridas que lentamente habían comenzado a cerrarse.

Los argentinos en estos años-explicaron- hemos acordado que el mejor sistema político-institucional que nos garantiza ciudadanía es la democracia, más allá de sus fallas y errores, por ello esta, resolución judicial en el fondo es una invocación y un reconocimiento a “practicas” del pasado que sólo nos dejaron “sangre y lágrimas” en nuestra memoria colectiva nacional.

En este sentido, para este gremio, el planteo de estos jueces, no solamente rompió con los tratados internos, sino que además fueron más allá y violaron la normativa y los pactos internacionales, y demostraron con su “insensibilidad a cuesta”, que lejos están de lo que significa cuidar los derechos humanos, política que no es propiedad intelectual de un gobierno, sino patrimonio de los argentinos que nadie debe quebrantar, indicaron, al tiempo que agregaron, que es “incompresible que estos funcionarios judiciales vayan en contramano con lo juzgado y lo resuelto en el pasado reciente.
Por último desde APROSA, convocaron a reflexionar sobre esta medida injustificable y recordaron que los delitos por “lesa humanidad” son imprescriptibles, que no deben estar a la misma escala de cualquier delito común por lo que es imprescindible proteger el derecho a la “reparación de las víctimas” y el derecho a conocer la “verdad y la justicia”, sentenciaron.

 

Comentarios

comentar