Gisela Tolaba, Micaela Gauto y Lisbeth Sarmiento visitaron los estudios de la emisora Frecuencia Patagonia para realizar una denuncia pública hacia el personal de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), quienes aún no les entregaron la matricula del curso de Auxiliar de Enfermería,que realizaron entre 2015 y 2016.

El 15 de abril de 2015 comenzó a dictarse el curso de Auxiliar de Enfermería con una matrícula de 100 alumnos, finalmente el 16 de agosto de 2016 egresaron 39 auxiliares. En esa instancia, con una celebración en el Centro Cultural, se les entregó un certificado con la firma de María Contrera, la Secretaria General de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA) y de Alejandra Gallardo,  Jefa de Enfermería del Hospital Zonal, profesora que dictó el curso.

Cerca de fin de año les entregaron el analítico, pero este no tenía la certificación del Consejo Provincial de Educación y del Ministerio de Enfermería. Es por ello que el título que posee validez y al haber querido tramitar la matrícula, los egresados no pudieron porque su “analítico no es legal”, como especificaron las denunciantes.

En este sentido, los 39 egresados le pidieron explicaciones a María Contreras de ATSA pero ella no les pudo dar información certera. Esta situación les preocupa porque reconocen que a lo largo del año y medio de cursada hubo irregularidades, como por ejemplo que la cuota saldría $500 pero luego debieron pagar $1200 de inscripción y $1000 mensualmente. Asimismo les confirmaron que el certificado tendría la firma del Ministerio de Salud, lo que habilitaria el trámite de la matrícula para trabajar, y tampoco fue así.

Estos egresados han conseguido trabajo ya que es necesario y se requiere de enfermeros en las instituciones de salud, pero les dan un período para presentar la matrícula y al no tenerlo deben abandonar esos trabajos.

 

Comentarios

comentar