Fueron los dichos de Miguel Angel D’Annibale, Obispo de Río Gallegos, en cuanto a la situación de la Provincia y los hechos de violencia que se han presentado. Rechazó violencia de todo tipo y de todo sector

El obispo de Río Gallegos, Monseñor Miguel Angel D’Annibale, habló sobre los reclamos en Santa Cruz y la situación que atraviesa la provincia, como así también acerca de los incidentes del sábado en la Residencia gubernamental.

En primer lugar, manifestó –por Tiempo FM– que desde la Iglesia rechazan la violencia siempre, “de todo tipo y del lugar que venga”, porque “no es el camino para nada”.

D´Annibale se ha acercado días atrás al acampe de los jubilados en la Caja de Previsión Social y otros sectores. “Uno ve y percibe mucho enojo, mucho dolor, mucha bronca. Esto que se va gestando poco a poco y cada vez más. No es el camino la violencia, pero hay que escucharlo” al reclamo, marcó.

Por otra parte, referenció a un texto del Papa Francisco, y expresó que las ciudades son escenarios de protestas masivas donde miles de habitantes reclaman libertad, participación, justicia, y diversas reivindicaciones. Éstas, “si no son adecuadamente interpretadas no podrán acallarse por la fuerza, dice el Papa”, contó el Obispo, señalando que se debe asumir los conflictos y “la unidad es superior” al mismo.

“El conflicto está, está presente, los reclamos están. Las realidades están presentes, pero nosotros debemos tener esta mirada, y quizás ayude a levantar un poco la esperanza de que la unidad del pueblo tiene que aflorar y salir para poder solucionar este tema” apuntó D’ Annibale.

Comentarios

comentar