Carlos Prades fue convocado por los medios nacionales para hablar sobre la situación económica y política de Santa Cruz; fue contundente al afirmar que no comparte con muchos dirigentes el pedido de intervención de la Provincia y criticó la actitud del Gobierno Kirchnerista de no tener autocrítica

«Hoy todos se animan y critican al Kirchnerismo, pero éramos muy pocos los que le señalábamos al país lo que se podía venir, que es lo que hoy estamos viviendo», señaló el Dr. Prades al hacer un análisis de la situación de crisis económica y política en la cual está inmersa la Provincia y que en estos últimos días ha sumado la voz de muchos dirigentes que han opinado con posturas contrarias e intransigentes, «sabiendo que de la única manera que se sale adelante es con diálogo sincero». Prades también fue contundente al señalar que no abona la posibilidad de achicar el estado, «despidiendo gente».

Para el dirigente de la zona norte de Santa Cruz, la transición del Gobierno de la ex presidenta con Macri ha sido muy traumática para el pueblo de Santa Cruz, «porque la gente no ha cobrado su sueldo, porque hay problemas de falta infraestructura básica, la mayoría de los pueblos no tienen gas, no tienen cloacas, Caleta Olivia tiene agua dos días a la semana», y aseveró: «y esto ocurre por la falta de diálogo, estoy en contra de la intervención de la Provincia y estoy en contra de la violencia, estoy a favor del diálogo y esto no se da y es responsabilidad de los dos Gobiernos».

En sus declaraciones el ex Senador, quien manifestó que fue oposición del Kirchnerismo cuando nadie se animaba, afirmó: «el Gobierno Nacional debe mirar federalmente al país y en particular a Santa Cruz, porque los padecimientos son superlativos y creo que el Gobierno Provincial debe hacer autocritica porque no tiene a quien echarle la culpa»; finalmente fue contundente, en su postura que no avala despidos en la administración pública. «Yo no comparto lo que quieren hacer algunos, porque detrás de cada ser humano hay una familia. Hoy se da una realidad que el barril de petróleo bajó y generó pérdidas significativas y lo mismo con el tema de la pesca, por eso no estoy de acuerdo con aquellos que de manera exacerbada dicen que hay que despedir gente».

Comentarios

comentar