Después de los hechos de violencia que se vivieron el viernes por la noche en Río Gallegos, y luego de que la gobernadora Alicia Kirchner reiterara que Santa Cruz “no tiene fondos” para hacer frente al difícil momento, el ministro del Interior Rogelio Frigerio se comunicó con ella y ahora el Gobierno nacional evalúa enviar nueva ayuda económica.

Más temprano, este domingo por radio, Frigerio señaló que la mandataria «debe dejarse ayudar» y que están colaborando «para terminar de pagar a los estatales». También rechazó, previsiblemente, la acusación sobre un supuesto ahogo desde la Nación a la provincia.

Según pudo confirmar Clarín, Frigerio se comunicó telefónicamente con Alicia K y con su vice, Pablo González. Durante varios minutos escuchó el reclamo de la gobernadora y analizan la posibilidad de enviar asistencia financiera extraordinaria. El ministro remarca que el Gobierno «asiste permanentemente a la provincia» que está inmersa en una profunda crisis financiera: el cálculo arroja el envío de unos $ 25 millones diarios los últimos quince meses.

 

La semana pasada, el Gobierno transfirió a Alicia Kirchner 205 millones de pesos, correspondiente a la devolución de lo que se le retuvo en el primer trimestre por el Programa de Desendeudamiento. En lo que va del año varios municipios santacruceños percibieron ATN, que contabilizan 60 millones de pesos y la Casa Rosada calcula que entre 2016 y 2017 los fondos que recibirá Santa Cruz ascenderán a 20 mil millones de pesos, en concepto de coparticipación federal. Las cifras la ubican entre los distritos que más ayuda financiera reciben mes a mes.

Gobernada desde 1991 por el FpV, Santa Cruz está quebrada. Así lo sostiene y reitera Alicia Kirchner, al tiempo que pide más ayuda de Nación, reclamo que profundizó después de los incidentes del viernes. «No podemos solos, necesitamos ayuda de recursos», repitió la cuñada de Cristina Kirchner.

El fin de semana, horas después de los incidentes, el ministro Frigerio habló telefónicamente con la gobernadora. Escuchó su reclamo y pedido de más recursos. “El Gobierno evalúa enviar algo más de dinero, aunque no forma parte de lo hablado respecto a la transferencia de fondos”, señalaron fuentes oficiales a Clarín.

El diálogo telefónico colocó paños fríos al fuego cruzado del sábado, donde la gobernadora reclamó más ayuda de la Casa Rosada y dejó entrever que no se cumplen todos los acuerdos. A esto se sumó con críticas más duras Cristina Kirchner y su hijo Máximo acusando al Gobierno de «asfixiar a Santa Cruz» y de ser responsables de los sucesos del viernes.

A principio de mes se le anticipan 300 millones de pesos de la Coparticipación Federal para hacer frente “al cuello de botella que se genera para el pago de sueldos”, pero se descuentan a fin de mes. Ante el crítico escenario, analizan una ayuda extraordinaria pese a no estar contemplada en los acuerdos ya establecidos con la provincia que aún mantiene una deuda de $ 800 millones de los anticipos otorgados durante 2016, según los números oficiales.

 

A su vez, el ministro del Interior le señaló a la cuñada de la ex Presidenta que el gobierno de Cambiemos “no está detrás” de los incidentes de violencia vividos el viernes por la noche que además, fueron repudiados por el presidente Mauricio Macri. Frigerio le garantizó a Alicia Kirchner “cobertura” para la Provincia, en cuanto a seguridad y acompañamiento institucional.

Las comunicaciones después de la noche de tensión vivida en Río Gallegos también se mantuvieron entre el ministro y el vicegobernador González, que reconoció la situación crítica de las finanzas de la provincia y anticipó que esta semana esperan cerrar con el Banco Nación un acuerdo por $ 900 millones.

Fuente: Clarín

Comentarios

comentar