El concejal Pablo Calicate solicitó a Rubén Martínez, quien se encuentra a cargo del Honorable Concejo Deliberante, realizar mañana miércoles 12 de abril la sesión suspendida el jueves 30 por problemas edilicios en el propio Concejo. Luego de las fuertes lluvias caídas en Caleta Olivia durante los últimos días de marzo y los primeros de este mes de abril, en donde Calicate trabajó activamente gestionando asistencia de agua a diferentes barrios, el edil considera que se hace necesario retomar la labor legislativa para dar legitimidad e institucionalidad al desarrollo normal del gobierno municipal.

Pablo Calicate, concejal del Bloque PJ-FVS de Caleta Olivia

Uno de los temas previstos para la sesión que se debe llevar adelante tiene que ver con el precio del servicio de agua no embotellada. Su tratamiento y aprobación se hacen necesarios en un contexto donde Caleta Olivia ve restringido el ingreso de agua desde el acueducto del Lago Musters y los vecinos se ven obligados a solicitar camiones aguateros. Así, es urgente fijar el precio del servicio de los camiones aguateros en $250 por 1000 litros para toda la ciudad cuando algunos vecinos pagan por esa cantidad de agua hasta $750.

Por otro lado, un tema importante que no escapa al HCD es el tratamiento parlamentario del convenio que el Ejecutivo Municipal acordó con MAXIA S.R.L. El 15 de abril se cumplirá un mes desde que la empresa presta servicio en la ciudad autorizada solo por un decreto municipal. Por lo tanto, se hace necesaria la aprobación por parte de los concejales para darle fuerza e institucionalidad a un convenio que en estos momentos se encuentra incompleto.

Si bien Javier Aybar estuvo ausente durante la semana pasada gestionando fondos, su regreso a la ciudad durante el fin de semana permitió que Rubén Martínez retome su lugar a cargo de la presidencia del HCD. En este momento, con los concejales Martínez, Calicate y Andrade en el Concejo, las condiciones para llevar adelante la sesión y generar el quórum están garantizados.

Cumplir con los plazos y los tiempos establecidos por la reglamentación municipal debe ser la regla y no la excepción.

Comentarios

comentar