El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aseguró que el Gobierno va a “darle alguna ayuda” a la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, frente al duro conflicto que mantiene con sectores sindicales, aunque advirtió que la provincia patagónica “se tiene que comprometer a cambiar la forma de gobernar”.

ALicia Kirchner gobernadora de Santa Cruz junto a Rogelio Frigerio, Ministro del Interior de la Nación

Ayer, un grupo de manifestantes realizó una protesta frente a la Casa de Gobierno de Santa Cruz, lo que generó que la mandataria quedara sin poder salir por varias horas. Recién pudo lograrlo en horas de la madrugada.

El reclamo lo encabezaron docentes, jubilados y empleados estatales y se había iniciado luego de que Kirchner diera una conferencia de prensa y revelara que se había “complicado la situación financiera” de esa provincia en medio de la dificultad de resolver los conflictos que mantiene con los trabajadores.

En la manifestación también había padres autoconvocados que exigen el comienzo de clases, suspendido por el paro docente, al tiempo que otro grupo de maestros mantenía la ocupación del Ministerio de Economía provincial en reclamo del pago total de salarios de febrero. Asimismo, jubilados tomaron la sede de la Caja de Previsión Social para conocer la fecha de pago de sus haberes.

“Estoy en contacto permanente con la gobernadora de Santa Cruz. De hecho hablamos ayer (lunes) a la noche y vamos a darle alguna ayuda que nos comprometimos a dar”, sostuvo el funcionario nacional.

En diálogo con Radio Continental, el referente desarrollista aclaró que “la provincia se tiene comprometer a cambiar la forma de gobernar”.

“Es una provincia que está gobernada por la misma gente más o menos desde hace treinta y pico de años y bueno así está. Tiene que generar compromiso para ir hacia el equilibrio fiscal. Responsabilidad en el manejo de los recursos de la gente”, resaltó. Y agregó: “Si ellos se ayudan a si mismos, nosotros también lo vamos a ayudar”.

El integrante del Gabinete del presidente Mauricio Macri consideró que la provincia sureña llegó a esta situación porque hubo “un Gobierno hiperpopulista que vivía solamente el presente y ni siquiera pensó en el futuro de la provincia de donde eran oriundos”.

“Así estamos: sin ninguna prevención para el futuro, ningún fondo anticíclico que podría nutrirse de recursos en las épocas buenas y poder pasar mejor las épocas difíciles. Hubo falta de prevención, populismo, falta de responsabilidad en el manejo de las cuentas públicas y eso generó que la provincia de Santa Cruz tenga estos problemas”.

Unas 200 personas realizaron anoche un cacerolazo frente a la Casa de Gobierno santacruceña, por lo cual la mandataria provincial se tuvo que recluir en su despacho.

La jefa de Estado santacruceña finalmente pudio salir de la sede de la gobernación, tras algunas horas.

Durante la conferencia de prensa de la tarde, Alicia había pedido a los docentes, que mantienen un paro de 120 horas durante esta semana, “un gesto de buena voluntad” y les pidió seguir “dialogando con los chicos en el aula”.

El gobierno santacruceño sólo mantiene paritarias abiertas con los maestros, a quienes les ofreció un incremento de tres por ciento, lo que significaría $ 512 de bolsillo.

Asimismo, la mandataria indicó que “el principal problema es afrontar el déficit para 2017, de $ 6.700 millones”, aunque negó que vaya a echar gente, ya que sostuvo que tienen “que ser solidarios entre todos los sectores”.

Fuente: Ámbito.com

Comentarios

comentar