“Si quieren intervenir la provincia que lo digan”, aseguró el Intendente de El Calafate, Javier Belloni al referirse a la complicada situación social en la que se encuentra la provincia de Santa Cruz en la que el funcionamiento del Estado está virtualmente paralizado, todo ello agravado por las inclemencias climáticas que castigan a gran parte de la población del norte de la provincia y la crítica situación del sector petrolero que en los próximos días dará inicio a un plan de lucha.

Javier Belloni, intendente de El Calafate

En este mismo sentido Belloni señaló que “el gobierno nacional debe entender que acá viven argentinos, que no se puede hacerle pagar a los santacruceños las diferencias políticas que se tiene con el Kirchnerismo, que a veces pareciera que así como se borra de los mapas oficiales a las Islas Malvinas, algunos quisieran borrarnos a todos los santacruceños” y recalcó que “la provincia está en una situación límite que no soporta más demoras burocráticas y que requieren de una asistencia inmediata”.

En cuanto a la falta de respuesta política por parte del gobierno provincial, el Intendente de El Calafate fue elocuente al señalar que “dijimos que esto iba a pasar, que cuando cambiara el gobierno todo iba a ser más difícil, pero lamentablemente no se nos escuchó y ya pasaron quince meses y hay compañeros en la provincia que no se enteraron que perdimos las elecciones nacionales”.

Finalmente reiteró que “la Nación no puede mirar para un costado, deben decir con claridad que es lo que están pensando para Santa Cruz, y no someter a nuestro pueblo a esta agonía en la que miles de comprovincianos no tienen educación, no tienen salud, no está garantizado el funcionamiento del poder judicial y gran parte de la población vive con la incertidumbre de no saber cuándo van a percibir sus salarios”.

Comentarios

comentar