Municipales llaman a paro y denuncian a supervisor de área por agresiones físicas

4462

En el día de la fecha, los trabajadores agremiados en el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales de Caleta Olivia (SOEMCO) se convocaron en la puerta del Municipio local y en asamblea decidieron ir a un paro debido a que aún no se han depositado los sueldos del mes de febrero.

Si bien los empleados del Municipio ya llevaban a cabo una retención de servicios con concurrencia a los lugares de trabajo, desde las 14hs. del jueves 9 de marzo se concretó el paro total de actividades. Se volverán a reunir delegados y subdelegados del sindicato, el viernes al mediodía, para debatir cómo continuaran las medidas de fuerza la próxima semana, ya que se encuentran en alerta y movilización, con la posibilidad de volver al corte de ruta.

Por otro lado, los municipales realizaron una denuncia pública, luego de hacerla en la comisaría, sobre el supervisor del área de recolección, el Sr. Rodríguez, quien ya cuenta con cinco denuncia por maltrato y amenazas, y en esta semana habría golpeado al empleado Marcelo Carrizo. Por este motivo, los trabajadores exigen la renuncia de dicha personalidad.

José Espinosa, Delegado del área de Desarrollo Social de SOEMCO, en comunicación telefónica con el programa Tarde para todo de Frecuencia Patagonia 99.3, explicó que en la asamblea de la mañana se decidió marchar a manifestarse al sector de Recolección, ubicado en Santiago del Estero y San José Obrero, y luego dirigirse al Honorable Concejo Deliberante que en el día de hoy llevó a cabo su primera sesión legislativa.

En la Unión Vecinal del Barrio Unión, donde tenía lugar la primera sesión ordinaria del HCD, los delegados municipales se dirigieron a los concejales locales para solicitarles que se pronunciaran sobre estos hechos de violencia ocurridos en los espacios de trabajo del municipio.

«No vamos a tolerar ningún tipo de hechos violentos. No estamos dispuestos a soportar mafiosos de medio pelo, porque esta persona proviene del estrato sindical de Camioneros y fue puesto en este lugar por indicaciones del Intendente. Ya hubo amenazas, aprietes y termina con golpes de puño. Entonces, decidimos parar esta situación porque hoy es una piña y mañana es un tiro. La verdad es alarmante lo que nos sucede hoy en Recolección», detalló el delegado Espinosa.

Comentarios

comentar